La vigesimoséptima edición del LesGaiCineMad llegaba a Madrid el pasado 3 de noviembre y terminaba el día 13, con casi ochenta proyecciones de temática LGTBI+. De nuestra lista de recomendaciones croquetas, que ya os contamos el día 1, hemos podido ir a tres proyecciones. Aquí están nuestras opiniones:

You Can Live Forever (5/10)

Realmente, la sinopsis no es del todo acertada. Nos plantea la historia de dos chicas que conviven en una comunidad de Testigos de Jehová y que deberán elegir entre el amor y la fe. Sin embargo, una de las protagonistas, Jamie, no comparte dicha fe, sino que acaba de llegar por una difícil situación familiar y es totalmente ajena a esta forma de vida.

La película no es nada del otro mundo; una trama predecible y nada innovadora. Sin embargo, en las proyecciones del festival, los toques de comedia (intencionados y casuales) fueron el punto fuerte. Ni que decir tiene que una de las protagonistas se presentase como “Hola, soy Marike” (pronunciado marica) fue tan sólo el comienzo de muchas risas en la sala. Lo único realmente destacable, lamentablemente, de un filme que quiere ser conmovedor, pero que deja cabos sueltos y no consigue reinventar una historia más que explorada.

Les Meilleures (7.5/10)

Romeo y Julieta, versión lesbianas adolescentes en los suburbios parisinos. Todo lo que le pido a una película croqueta; el listón estaba muy alto. Pero lo cierto es que no salí decepcionada; el retrato que el largometraje hace de los suburbios de la capital francesa te atrapa y la historia entre dos chiquillas asustadas y enamoradas, más todavía.

La historia no inventa nada nuevo, pero tampoco le hace falta; cumple lo que promete. Las protagonistas tienen una química tiernísima y tanto Nedjma, la protagonista, como Zina, son rayitos de sol en un contexto muy complicado. En un entorno y a una edad en la que las amigas son prácticamente la familia se hace difícil no empatizar con la soledad que sienten. El final, abierto, en cierto modo me dejó fría; pero por otro lado me gustó que no se apresurasen a regalarnos una solución feliz en una historia en la que era prácticamente imposible.

Something You Said Last Night (9/10)

Something You Said Last Night es una película LGTBI+, pero no es una película sobre darte cuenta que eres LGTBI+. Tampoco sobre salir del armario, ni sobre sufrir por ser LGTBI+. Something You Said Last Night es un delicado retrato de lo que es ser, en familia, con las personas que más te quieren y quizá menos te soportan en el mundo. Quizá esto no se aplica para todas las familias, pero en este caso, en esta familia en concreto, sí.

No estoy segura de qué quería contarme Ren. No existe una historia definida, ni sigue las reglas habituales. Pero eso no importa: estás de vacaciones con Ren, su (a veces insoportable, a veces adorable) hermana, su madre, que no calla ni debajo del agua, y su padre, al que hay que arrancarle las palabras. Quizá lo que quiere contarte es justo eso; que la vida no es lineal, que estar bien es algo que nunca se consigue del todo, pero que tampoco estás del todo mal. Al menos ella, rodeada de su familia, nunca lo está.