InicioActualidadMea, el succionador premium más silencioso

Mea, el succionador premium más silencioso

Publicado

Hace unos meses tuve el privilegio de asistir a EroSpain, una feria para profesionales del sector erótico. Era como estar en mi paraíso particular: imagínate un montón de stands con las novedades más punteras en cuanto a juguetería y cosmética erótica.

Fue en esta feria donde se presentó Mea, una de las novedades de Fun Factory. Pude verlo en primicia, tocarlo, probarlo… y ya te imaginarás que acabó en mi lista de pendientes. Se trata del primer succionador de la marca alemana que, además, ha apostado por lanzarlo como un juguete premium, posicionándolo en la gama alta.

Mea es un nombre precioso, en mi mente suena como un aleteo. Pero lo más interesante es que viene del latín y significa “mi”. Funciona con una tecnología de ondas magnéticas y, a pesar de que lo llamemos succionador, no succiona más que el aire. Es ese juego con el aire el que provoca la estimulación en el clítoris (o en la zona erógena que te apetezca).

De entrada, Mea destaca por su forma y su textura suave y aterciopelada. La selección de materiales es cuidada, de alta calidad. Tiene un tamaño tirando a pequeño, cabe en la palma de la mano y es ligero. Eso lo hace discreto y manejable, pero también es muy ergonómico y ha sido creado para que sea cómodo de agarrar y también para que se adapte a la anatomía. Su boquilla redondeada lo hace apto para cualquier vulva y cualquier clítoris.

Mea es, sin lugar a dudas, uno de los juguetes con más tecnología que he probado y ahora entenderás por qué. Debo confesarte que en mi primera vez con Mea me sentí confundida con todas las funcionalidades y me costaba diferenciar los programas, así que te voy a explicar con detalle cómo funciona. Tiene una interfaz con 3 botones (FUN, + y -) que ofrece 5 velocidades y 3 programas, son estos:

  • Orgasmo intenso: una succión fuerte y rápida
  • Edging: te ayuda a construir el orgasmo acercándote a él y luego alejándote
  • Orgasmo profundo: imita el sexo oral

Además de estos patrones, tiene otras funcionalidades:

  • Apagado rápido: si estás en un aprieto, solo tienes que apretar el botón FUN para que se apague de inmediato, sin necesidad de pasar por otras velocidades y programas.
  • Bloqueo de viaje: te permite bloquear el juguete para que no se encienda solo pulsando – y FUN durante unos 4 segundos. Para reactivarlo, hay que pulsar + y FUN el mismo tiempo.
  • Memoriza tu velocidad/programa favorito: si te encanta una velocidad o programa, basta con que pulses FUN hasta que vibre y la próxima vez que enciendas el juguete se pondrá en marcha en ese modo
  • Soporte de audio: un doble pitido te avisa de que has cambiado de modo. Esto es muy útil para los 3 programas.
  • Botón boost: cuando quieras más porque estás cerca del orgasmo, bastará con que presiones el botón + todo el tiempo que quieras y se mantendrá con la máxima potencia
  • Botón cool down: una vez alcanzamos el orgasmo aumenta la sensibilidad en el clítoris, así que al pulsar el botón – el tiempo que necesites se quedará a velocidad baja para acompañarte después de clímax.

He encontrado dos grandes diferencias en Mea con respecto a otros succionadores. En primer lugar, el concepto. Después del gran éxito del Satisfyer, los succionadores nos han malacostumbrado a conseguir orgasmos rápidos, pero Mea trata de llevarte por otro camino con sus velocidades y programas pensados para disfrutar del proceso.

Mi favorito ha sido el Edging, porque utiliza un montón de recursos en forma de patrones e intensidades para jugar con el deseo para culminar con un orgasmo más intenso. En general, Mea no me ha parecido tan potente como habría esperado, a no ser que le diera caña al botón boost (lo cual puede ser un poco cansado y distractorio cuando estás persiguiendo el orgasmo). Es por eso que pienso que si buscas un orgasmo rápido y fácil, tal vez Mea no sea para ti. Más bien es un juguete ideal para las personas que quieren una experiencia diferente, repleta de matices y que les permita disfrutar del slow sex.

De mi experiencia con Mea destaco precisamente la lección que me dio. Iba esperando encontrarme un succionador clásico, al uso, de los de aquí te pillo aquí te mato. Pero me recordó que también es muy placentero dejarse llevar, tomarse la masturbación con calma y construir mi orgasmo. Además, a pesar de que prefiero los succionadores con boquillas grandes y anchas, es cierto que Mea se ha adaptado bien a mi anatomía. Por último, es tan manejable que he descubierto una forma de disfrutarlo: colócalo bajo tu ropa interior y se adaptará a tu vulva, si quieres jugar con la estimulación un roce por fuera será suficiente. Eso lo hace perfecto para jugar en solitario y también en pareja.

La segunda gran diferencia de Mea es que es mucho más silencioso que el resto de succionadores. Ya sabes: cuando se trata de un juego de aire el motor es diferente al de un vibrador y, casi siempre, los succionadores son algo más ruidosos. Mea apenas hace ruido, es discreto y perfecto para cualquier situación que requiera intimidad.

Además, Mea brilla con su packaging. Es el más cuidado de Fun Factory que he tenido el placer de desembalar, y prácticamente de casi todos los que he probado. Viene con una funda que muestra el juguete y debajo está la caja que ya te revela que este juguete es muy especial. Al abrirla, una caja de carga custodia el succionador. Es resistente, bonita y elegante y una opción segura e higiénica para transportarlo.

La caja de carga lleva un puerto USB-C y, con el cable que va incluido en la caja (que, además, lleva una tira para recogerlo), no necesitarás más para cargar a Mea. En la parte externa hay una lucecita que indica el nivel de carga y tras una carga completa de cuatro horas podrás disfrutar de entre una hora y media y dos de juego. Como todo lo bueno, también es sumergible.

También quiero destacar el manual de uso que se incluye en la caja, que es bonito y te guía paso a paso para que conozcas todos los secretos de Mea. Podrás disfrutarlo del todo si lees en inglés, aunque hay un apartado con la información más importante en español.

Mea está disponible en 2 colores, verde aterciopelado y rosa empolvado, para que elijas el que mejor encaja contigo. Me ha gustado que ambos colores se diferencien de los más típicos de la industria y estoy contentísima con mi Mea verde aterciopelado. Gracias a Fun Factory podría crear un arcoíris perfecto.

Con respecto al precio, al tratarse de un producto de gama alta, cuidado hasta el detalle en cuanto a calidad, materiales, packaging y tecnología, supone una inversión. Como con todo, la clave para saber si merece la pena está en que valores si este juguete es para ti y encaja con lo que estás buscando para tu placer.

En definitiva: Mea es un un juguete de alta calidad que desprende lujo nada más abrir la caja. Es discreto, ergonómico, manejable y apto para todas las vulvas. Sus programas te invitan a disfrutar de tu placer desde un lugar más tranquilo para que experimentes el orgasmo paso a paso. Es ideal para ti si buscas un juguete premium que te garantice momentos slow sex, incluso si quieres hacer un regalo de lujo.

Consigue tu Mea AQUÍ.

Últimos artículos

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Más como este

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...