InicioOpiniónLa croqueta libreViaje al centro de su cuerpo

Viaje al centro de su cuerpo

Publicado

croqueta-libre La croqueta libre: 'El derecho de construir una familia'Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección de correo que figura en el banner, con el asunto “La croqueta libre”. Los textos se leerán para escoger, pero no se editarán. Es decir, que si tu texto se ajusta a la temática de la web, lo publicaremos, pero sin corregir las posibles faltas. Los textos deben ir firmados con nombre o seudónimo. ¡Ah! ¡Y un título!     

NOTA: Un sabio taoísta dijo una vez que lo importante de un viaje no era llegar a su destino, sino disfrutar de todo lo que te ofrece su recorrido.

Silencio y oscuridad, la noche acaba de llegar. Comienza un viaje plagado de curiosidad…

Visto a mis dedos de exploradores y doy mi primer paso sobre el mapa de estrellas que decoran su espalda. Uno todos sus lunares uno a uno sin dejarme ninguno atrás, como si quisiera dibujar la mayor constelación de estrellas sobre ellos. Mis dedos se deslizan como agua siguiendo el cauce del río que atraviesa su torso. Sin prisa, sigo explorando nuevos rincones.

Comienzo sondeando los pasadizos de su cuello que me llevan hasta el campo de jazmín de sus cabellos. Su aroma natural me hipnotiza los sentidos. Juego lentamente con su pelo, apartándoselo de la cara y regalándole alguna que otra  caricia. Me envuelvo las manos con él y continúo jugando un ratito más hasta que mi explorador nato descubre nuevos caminos que me llevan a sus mejillas, rojas y suaves como un algodón de azúcar. Las beso con delicadeza y dulzura mientras mis manos van descubriendo nuevos paisajes sobre sus caderas. Me detengo bastante en ellas. Son como una enorme montaña rusa de la que jamás te aburrirías de montar.

Vuelvo de nuevo sobre mis pasos caminando por la llanura infinita de su abdomen hasta descubrir unas preciosas dunas que conforman su pecho. Escalo sus caminos con intriga y me dejo atrapar por sus vistas. Mis manos vagan solas sobre ellas. Podría acabar aquí mi viaje pero el vapor que sale de sus labios y choca con los míos me incita a seguir adelante, como si todavía me quedase lo mejor por descubrir. Así es como me doy cuenta de todo lo que he recorrido hasta ahora y de lo sedienta que he acabado. Necesito agua y sé perfectamente donde encontrarla.

Voy directa a sus labios. Comienzo lento, sin ritmo. Siento cada pliegue de su boca, de su labio inferior y superior, no puedo separarme de ellos. El sonido de nuestros besos inician el compás que nuestros cuerpos desnudos bailarán. Tengo toda mi atención en su boca, donde el fuego y el agua se unen. Mis manos agarran sus caderas y las suyas rodean mi cabeza. Llenamos la habitación de profundos suspiros y de los ecos de nuestros besos que aumentan progresivamente de intensidad y duración. Comenzamos un baile apasionado explorando cada rincón de nuestro cuerpo. Colina arriba colina abajo surco las arenas de su vientre y me adentro en su cueva hasta encontrar el tesoro. Vuelvo sedienta a sus labios que me ofrecen un mar de agua inagotable. Agotada, vuelvo lentamente sobre cada rincón de su cuerpo trazando un mapa para nunca olvidar semejante viaje. Una vez acabado, me quedo observando la nada como si ya no existieran más caminos por descubrir. Sin embargo, observo un faro a lo lejos que brilla, y otro al lado. Deben de ser faros enormes pues consiguen brillar sobre la oscuridad de la noche. Me acerco intrigada a ellos, expectante. Allí, encuentro un último hallazgo, la parte del camino que no pude descubrir a pie: sus ojos, de donde no supe volver a pesar de haber conocido todo el mapa de su cuerpo. Allí no tenía salida, pero tampoco quería irme. Me quedé atrapada en ellos, pero no me sentía perdida…

-324b21

Últimos artículos

Juguetes eróticos y candidiasis: Consejos de higiene y limpieza

Hoy vamos a tratar un tema crucial pero a menudo pasado por alto en...

Películas lésbicas (y bisexuales) para este 2024

Están siendo unos años rarunos para la industria, pero tras la pandemia y la...

‘Entrevías’: las serie que buena, buena, no es, pero que no podrás dejar de ver

Con el estallido de las plataformas de streaming, la manera de hacer series ha...

Emociones fuertes con la bomba de succión de Gozzo

Comprar tu primer juguete erótico tiene algo de adictivo, parecido a cuando te haces...

Ahora sí, habrá ‘A Simple Favor 2’

Desde que en 2018 se estrenara A simple favor, la película que Anna Kendrick...

Vuelve Arizona Robbins a ‘Anatomía de Grey’

Sacad el champán o el champín, lo que bebáis, porque estamos de celebración. Tras...

Vim, el juguete más potente de Fun Factory

Mi primer juguete erótico funcionaba con una sola pila y tenía una forma supuestamente...

Así es el nuevo Satisfyer Pro 2 Connect (Generation 3)

Satisfyer debió de hacer las cosas muy bien para que, de pronto, todo el...

Ana Legazpi y Vicco, dos trocitos de fruta que se disfrutan (según Socialité)

Bueno, bueno, bueno, porque se va calentando el ambiente en la bolloescena musical de...

El escepticismo de los compañeros de Reneé Rapp sobre su bisexualidad

Seguro que conoces a Reneé Rapp, la protagonista de la serie de HBO de...

Parvati Shallow y Mae Martin, nueva pareja por sorpresa

A lo mejor si eres española y/o no muy fan de los realities estadounidenses...

Just Jared lanza su casting soñado para ‘Los siete maridos de Evelyn y, mira, sí

Si te gusta el gossip de Hollywood, seguro que conoces Just Jared, una web...

‘Sister wives’: la película que no sé si necesitábamos sobre poligamia mormona

Attenzione croquettes: Una nueva película de las que nos gustan está en camino. protagonizada...

Sophie Turner ya había dicho que era bisexual (hay que estar más atentas)

Si no has estado en una cueva en los últimos días, sabrás que Sophie...

Estimulación de alta precisión con LELO Dot Cruise

El clítoris ha empezado a visibilizarse más en la última década, pero lo cierto...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La croqueta libre: ‘No necesito besar a 1000 porque a la 1001 seguiré queriendo besarte a ti’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...