Antes que todo FELIZ AÑO NUEVO!!! (tarde… lo sé… pero más vale tarde que nunca)

Estuve perdida un par de meses por las festividades y un par de cositas más. Espero que la hayan pasado genial con sus familias y amigos y que este año se empeñen con sus resoluciones (anda ya, basta de cursilerías).

Ahora, ya saben cómo nos gustan las ostras y los mariscos. Y nadie, ninguna de nosotras se ha salvado del morboso/graciosillo que te ve a por los mariscos en navidad y te echa la típica broma de bollera comeostras, oída, por lo demás, mil veces todos los años.

Ahora, este par de recetillas son :

  1. Para empezar el año de manera un pelín más saludable
  2. Para mandar a tomar por culo  ver si puso el gallo con estilo a quien te cante la muy oída bromita
  3. Para que cuando tengas visitas, se les caiga la quijada al piso de lo manazas que eres cocinando
Camarones Con Mango 1024x576, Hay una lesbiana en mi sopa
Foto cortesía de http://www.derafael.net/

Here we go: ¡Brochetas de camarones con (mi*) salsa thai de maní!

Brochetas:

  • 1 kg de camarones grandes, 2 o 3 por brocheta, depende del tamaño
  • Ajo, sal y pimienta para sazonar
  • aceite de coco
  • brochetas de bambú

Salsa thai de maní:

  • 1 cucharada grande de mantequilla de maní
  • jengibre en polvo o fresco rallado muy fino a gusto
  • una pizca de hojuelas de chile deshidratado
  • jugo de 1 limón
  • 200 ml de leche de coco
  • pimienta negra a gusto
  • salsa de pescado a gusto. Esto es la «sal»
  • 1 cucharadita de pasta de curry rojo (yo uso marca Mae Ploy, muy aromático)

Preparación:

Pelar y limpiar los camarones. Les puedes dejar la colita para decoración. Se les hace una incisión fina y no muy profunda en el lomo y se remueve la vena negra (que en realidad es el tracto intestinal).

Luego de eso, se sazonan con ajo bien majado, sal y pimienta y se ensartan dos o tres en una brocheta de bambú, dependiendo del tamaño.

Se calienta una sartén o mejor aún: una plancha con un chorrito de aceite de coco. Cuando esté bien caliente, se ponen las brochetas con las gambas insertadas cual vibrador para el dedo .  Se cocinan solo hasta que estén rosadas y sin transparencias de lado y lado y no más.

Para la salsa:

Vierte la leche de coco en un bowl. Se le agrega el jugo de limón, la salsa de pescado, el jengibre, la pimienta, el chile y el curry. Se mezcla bien. Por último, se agrega la mantequilla de maní y se bate hasta que tenga consistencia homogénea.

¡TIPS!

  • Remojar las brochetas en agua por media hora, para que a la hora de cocinar, no se quemen en la plancha
  • La cocina thai es muy picante, pero si tu no eres demasiado fan de eso, omite las hojuelas de chile, porque la pasta de curry, ya de por sí es relativamente picante
  • Si eres alérgica al maní, ¡no te abstengas! Puedes, omitiendo la mantequilla de maní, hacer una salsa de coco y curry

*(Digo que es mía la salsa porque es mi versión de una salsa satay de maní)

De más está decir que las extrañé y que estaré por aquí tentándolas con mis recetas todas las semanas 🙂

¡Bon apetittie!

 

Gio.

2 Comentarios

  1. Debo estar fatal de lo mío, porque es ver un camarón y resonar en mi mente el «Lowenstein, Lowenstein» final de «El príncipe de las mareas». Ainsssss.. que penita todo, con qué ganas me quedé yo de consolar a la Streisand, previo drástico recorte de uñacas, of course. Que vicio tengo que todo lo que me pasa por la cabeza tiene que ver con mujeres hermosas, que mayora soy, que buena pinta tiene la receta, hambre me está entrando, creo que me voy a merendar.

Comments are closed.