InicioCineEl problema de la química en 'Jenny's Wedding'

El problema de la química en ‘Jenny’s Wedding’

Publicado

jenny's weddingA veces, cuando me acuerdo de Katherine Heighl, me gusta imaginármela despertándose de noche, sobresaltada, acordándose del día en que Shonda Rhimes le echó una maldición y ella huyó del plató despavorida, sin despedirse de nadie. No es que me caiga mal, en absoluto, pero es un buen ejemplo de cómo la soberbia acaba con las carreras de las actrices en un abrir y cerrar de ojos. Ahora, Heighl tiene que pedir financiación vía crowdfunding para llevar a cabo proyectos como este Jenny’s Wedding al que le hace falta un poco más de sabor y toneladas de química.

jenny's wedding ii

Hay una frase de La casa azul que resumen muy bien esta película: “Es como la cerveza sin alcohol, no está mal pero requiere empeño”. Jenny’s Wedding nos cuenta la historia de la propia Jenny, protagonista absoluta de la cinta, que, harta de que sus padres le pregunten que cuando se va a casar… pues se casa, pero con su novia, esa chica de la que toda la familia pensaba que era solamente su compañera de piso. A partir de ahí, pues ya os podéis imaginar: disputas con los padres, decepciones, pues me caso sí o sí, pues nosotros no vamos a la boda, la madre que se descubre defendiendo a su hija y ahí entiende que tiene que estar con ella en su día, y final feliz bailando la conga.

Nosotras, y por nosotras hablo en nombre de todas esas chicas que nos hemos tragado todo lo que tenía un aire mínimamente croqueto, sabíamos desde el minuto cero el discurrir de la película. No puede ser más esterotípica, y aunque ese no es el peor de sus defectos, en ocasiones se hace aburrida y pesada. Pero eso se lo hubiéramos podido perdonar, como perdonamos a otras tantas cintas que incluyen una historia de amor entre chicas, si entre ellas hubiese habido algo más de acción, o incluso un poco más de química. 

katherine leigl jennys wedding

¡Una estrella fugaz! ¡Pide un deseo!

Pero nada de eso llega nunca. El nombre que va en grande en el cartel es el de Katherine Heighl, y ella se lleva la mayoría de minutos en pantalla, obviando completamente a su partenaire, una apocada y tímida Alexis Bledel. Puedo contar con los dedos de una mano las veces en que se tocan, en que interactúan físicamente, y no es que quiera una Vida de Adèle II, pero si son dos chicas que se van a casar, a lo mejor lo suyo es que mostraran más complicidad. La escena en que Jenny le pide matrimonio a su novia es, francamente, un despropósito. Yo he pedido matrimonio de coña a novias y no novias con más emoción.

jenny's wedding iii

Pero si la falta de química es un problema grave de la cinta, hay una cosa que creo que merece alabanzas, y es el tratamiento de la situación por parte de los padres. Para los padres de Jenny, que siempre han tenido muy, muy claro, en qué condiciones su preciosa hijita se iba a casar con el chico más guapo de la ciudad, y cómo ellos iban a tener el yerno perfecto, el que su hija sea lesbiana es poco menos que la caída del Imperio Romano. Todos los planes que habían podido imaginar durante los treinta años de vida de Jenny, en su mente, se vienen abajo. Y me gusta que esto se muestre en pantalla.

Cuando la madre de Jenny hace de la orientación sexual de su hija algo personal, cuando le dice que no es la misma que era, cuando le pide que no lo cuente por ahí, ni siquiera a la familia, y sobre todo cuando le dice que ella se va del vecindario, pero ella se queda y tiene que dar la cara frente a los vecinos, es un ejercicio de homofobia de manual. Pero la clave está en lo que dice el padre: “No conozco a nadie como tú”. Ahí está el problema básico de la homofobia, el desconocimiento. Y películas como esta, pese a sus defectos y su cervecismosinalcohol, ayudan a que todo eso cambie. Así que, pese a todo, Jenny’s wedding merece la pena. Podéis verla en VOD y pasar una tarde de domingo agradable.

Últimos artículos

Lucy Lawless dará vida a la bisexual Lucretia en la vuelta de ‘Spartacus’

Long, long time ago había una serie en Starz llamada Spartacus: Sangre y Arena...

La película lésbica ‘Visions’ es el meme del caballo dibujado

Hace años, cuando tenía tiempo, veía con fruición todo el contenido lésbico que caía...

The Mafin project: la parte solidaria del fandom

Hay fandoms de todo tipo, y lo mejor es encontrar uno que no solamente...

Terror y croquetas en ‘Cuckoo’

A la larguísima lista de películas de terror con lesbianas que se ha ido...

Las deportistas lesbianas y bisexuales de Paris 2024 (algunas, no todas, hay muchas)

144 deportistas abiertamente LGBT participarán en los Juegos Olímpicos de Paris 2024 que dan...

Mia 3, la bala vibradora de LELO que podrás llevarte a todas partes

Mia fue uno de los primeros juguetes que probé de LELO. Tuve la suerte...

#Laulia, hijas, poneos las pilas

No sé si nos habíamos visto en alguna igual, pero las bolleritas tenemos no...

Algunos tips para iniciarte en el BDSM con tu pareja

Así que, después de mucho hablar con tu chica, o bien porque las dos...

Libros lésbicos para leer en la piscina

El verano no es que haya llegado, es que se nos está pasando rapidísimo....

Despierta tus sentidos con Kushi de Iroha+

Siempre digo que las primeras veces tienen algo de especial. La curiosidad, la emoción...

Ni SuperPop, ni Bravo: llega BolloPop para ti, joven bollera

Durante muchos, muchos años, las adolescentes se dividían entre las que leían la SuperPop,...

Disfruta del placer en público con Jive 2

En los inicios de mi andadura en la juguetería erótica, We Vibe era la...

La actriz Louisa Jacobson sale del armario y presenta a su novia

Si has seguido la serie La edad dorada, te sonará su cara, y si...

Algunas películas sáficas que se estrenarán en 2024

Películas lésbicas, películas sáficas... llámalas como quieras, pero el caso es que son historias...

Apoyo constante de TENGA a la comunidad LGBTQ

Como parte del apoyo constante de TENGA a la comunidad LGTBIQ+, la marca japonesa...

Más como este

La película lésbica ‘Visions’ es el meme del caballo dibujado

Hace años, cuando tenía tiempo, veía con fruición todo el contenido lésbico que caía...

Terror y croquetas en ‘Cuckoo’

A la larguísima lista de películas de terror con lesbianas que se ha ido...

Algunas películas sáficas que se estrenarán en 2024

Películas lésbicas, películas sáficas... llámalas como quieras, pero el caso es que son historias...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...
Una oportunidad completamente desaprovechada para hacer una comedia romántica ligera. En su lugar, algo carente de interés. El problema de la química en 'Jenny's Wedding'