Cuando tienes catorce años visualizas la vida adulta como una fiesta sin fin, un cabaret que comienza el viernes por la tarde y termina, con suerte el domingo. La realidad es, amigas mías, que muchas veces lo único que quieres es que llegue el finde semana para 1. dormir y 2. quedarte en el sofá con una manta viendo series, y si son series con croquetas, mejor que mejor. ¿A quién no le ha animado alguna vez el verse de corrido una serie entera solamente porque salía una lesbiana? Been there, done that. Las plataformas de contenidos cada vez nos quieren más, y aquí te traemos tres series que puedes maratonear de principio a fin, y que tienen personajes lésbicos.

Derry girls

Uno de los últimos estrenos de Netflix es Derry girls, una serie que te conquistará, sobre todo, por su ritmo frenético y su sentido del humor. Porque ser adolescente es un poco meh, pero si además te toca crecer en la Irlanda del Norte de los años noventa, entre atentados y un día a día completamente esperpéntico, pues imagina. Si te gustó Everything sucks, te vas a ver esta en una tarde.

Sex Education

Antes de verla ya sabíamos que nos iba a gustar. Pero es que la hemos visto, y todavía nos ha gustado más. Sex education tiene todo lo que nos atrae de una serie: humor, visibilidad LGBT, una banda sonora de morirse y Gillian Anderson. Porque todo mejora exponencialmente si está Gillian. El tercer episodio estará en las listas de lo mejor del año. Buenísimo.

Runaways

Nuestros adolescentes con poderes favoritos han vuelto a HBO y, sí, siguen huyendo de sus malévolos padres. En esta temporada, además del asuntillo este de salvar al mundo de las fuerzas del mal, veremos cómo la relación de Nico y Karolina crece, y cómo las dos tienen que enfrentarse a problemas que nos suenan, que son reales, que son adultos, y que son un estupendo reflejo de la vida real.