Porque a veces no hay nada más tierno que un butch, el Tumblr Butches and babies ha surgido con una idea bien clara, la de romper los estereotipos sobre la ternura (o falta de ternura, vaya) de las personas con un aspecto que, a veces, puede parecer más duro de lo que realmente es. Su autora, Meaghan O’Malley, le cuenta a Buzzfeed que «desde hace quince años el número de personajes públicos que se identifican como butch ha crecido, pero la realidad es que no vemos a esos personajes formar públicamente familias». Una iniciativa que está dando la vuelta al mundo, y que a nosotras nos parece que rompe todos los estándares de adorabilidad.

Vía: Buzzfeed