Katy Perry es una tía simpática, como hemos podido comprobar en un montón de situaciones, y esa simpatía es la que le ha salvado de una situación un poco incómoda que tuvo lugar hace unos días en Brasil. La cantante participó en el Rock in Rio, y en determinado momento subió al escenario a una fan. Hasta aquí todo bien.

Pero la fan se empeñó en manosearla y en intentar besarla toooooodo el rato. Perry intentó salir del paso como pudo preguntándole cómo se decía pizza en portugués, y chorradas varias, hasta que, finalmente la despidió del escenario con una palmada en el culo. Desde aquí nuestra admiración por Rayane, porque acosar a tu ídolo de manera tan pro se merece una ovación.

1 Comentario

  1. Ya es del espectáculo, cada vez que Katy viene a Brasil uno fan es elegido por sus guardaespaldas y producción, esta autorizada por la cantante, es elegido para subir al escenario. Lo que vi fue que al principio ella foi sorprendida por la audacia de la chica, entonces entró en el «juego» con espontantaneidad. Esta vez el cazador resultó ser la caza… en 2011 mira como ella manoseó en pobre chico, señaló sus genitales… éll super tímido quedó totalmente avergonzado… curioso es que no vi nadie o nada hablar…. La pregunta es: Los artistas son dioses intocables y que a ellos todo está permitido?
    https://www.youtube.com/watch?v=XsIeeDVYT50

Comments are closed.