InicioCulturaEl primer vibrador con aroma afrodisíaco: Lily 2 de Lelo

El primer vibrador con aroma afrodisíaco: Lily 2 de Lelo

Publicado

Imagina que el primer vibrador que crea una marca se reinventa para ser el primero en el mercado erótico que incorpora aromas afrodisíacos. Imagina que este vibrador fuera como fusionar una vela con tu olor favorito con el mejor vibrador que tienes en el cajón. Imagina que, además de oler de maravilla, estimulara el sentido del olfato e incrementara la velocidad del flujo sanguíneo hacia el clítoris. Imagina que su tacto es suave como el de la seda, pero su potencia te precipita al orgasmo en segundos. Ahora deja de imaginarlo, porque Lily 2 es una realidad creada por Lelo.

LELO_LILY-2_Front

En efecto, se trata del primer vibrador con aroma. Está disponible en tres variedades que se corresponden por colores: lavanda, aroma de lavanda y miel de Manuka; Rosa, aroma de rosas y glicinias; ciruela, aroma de burdeos y chocolate. Yo he probado el lavanda con aroma de lavanda y miel de Manuka que, además de tener un color precioso, nos regala ese tacto mate tan suave.

Lily 2 LavenderYo, que no podía imaginarme todo lo que os he dicho antes, me hice una idea equivocada de Lily 2 cuando hablé de ella en mi blog, porque pensaba que liberaba el aroma a través de alguna obertura, como si fuera un ambientador. Sin embargo, la fragancia está impregnada en la misma carcasa del juguete mediante varios procesos químicos complejos que podéis entender aquí. Entre ellos, una centrifugación con bolitas aromáticas. Esto explica por qué es la carcasa la que huele con la fragancia de nuestro vibrador. El olor es muy agradable aunque sutil, ¡recuerdo que no es un ambientador de Air Wick!

Es obvio que lo primero que hice cuando saqué a Lily 2 de su caja es olerlo, por raro que parezca. Ay, la caja. Tengo que hablaros de la caja. Como una buena joya se merece, Lily 2 viene en un precioso envoltorio que imita la piel de serpiente. Además, viene con una funda de satén para guardarlo y, como todos los productos Lelo, con su año de garantía y los diez años de garantía de calidad.

Una de las cosas que más me han gustado de Lily 2 es su tamaño, que comparado con Siri 2 de la que estoy profundamente enamorada, es más chiquitita, cómoda y manejable. Eso sí, tiene una interfaz de dos botones. Aun así, con ellos nos basta para movernos por los cinco modos de los que dispone. Asimismo, es recargable (¡lo cargas dos horas y te complace cuatro!) y sumergible, así que puedes bañarte con ella y disfrutar bajo el agua.

LELO_LILY _2

Otra cosa: es muy muy muy silenciosa, pero muy muy muy potente. Tanto que pude usarla en la ducha del spa y nadie se enteró de que llegaba al orgasmo volando. Menos mal que yo puedo ser tan silenciosa como Lily 2.

Lily 2 cumple con los cinco requisitos imprescindibles de un buen vibrador: tacto suave, silencioso, sumergible, tiene garantía y es recargable. Hace unos meses os hablé de mi historia de amor con Siri 2, y la verdad es que Lily 2 ha venido… y ha venido para quedarse. ¡Y yo no me niego a una relación poliamorosa con ambas!

Si quieres pedir una Lily 2 para que te la traigan Los Reyes, ve AQUÍ.

Últimos artículos

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

Más como este

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

Experimenta la doble estimulación con Ryde de Fun Factory

A pesar de que no siempre me he movido en el mundo de la...

Obi: arte y placer en un juguete erótico

Hace unos años, cuando todavía estaba adentrándome en el mundo erótico, quise visitar la...