Cuando mantengo relaciones sexuales me gusta que me estimulen el clítoris y el punto G al mismo tiempo. Si no, es complicado que llegue al orgasmo. Pero luego cuando esto en casa y me masturbo acostumbro a usar masajeadores que me estimulan únicamente el clítoris. Y no sé si es por comodidad (son más fáciles de limpiar), por simplicidad (llego rápido al orgasmo) o por qué, pero el caso es que acaban siendo mis favoritos. Hasta que un día llegó Moody para decirme: “Eh, que puedo darte unos orgasmos muy parecidos a los de tus relaciones sexuales”. Desde entonces, mis orgasmos en solitario son más intensos.

Mood kreis 265px MOODY 02 - ¿De qué humor estás hoy? Reseña de Moody de Fun FactoryMoody es un juguete muy flexible, en los dos sentidos. Por un lado, el cuerpo del vibrador fabricado en silicona médica te permite doblarlo y curvarlo a tu antojo recreando, en este caso, una de las mejores imágenes para una lesbiana: a tu amante introduciendo los dedos para masajear tu punto G. Por el otro lado, ofrece un montón de posibilidades. Es muy potente, tiene 6 intensidades de vibración y 6 ritmos que puedes adaptar a lo que necesites en cada momento. Otro de los motivos por los que digo que Moody es flexible es que es sumergible. Puedes bañarte o ducharte con él y no le ocurrirá nada. Incluye un cargador magnético que utilizas para recargar la batería (¡nada de pilas!).

Una vez dicho todo esto, quiero que os fijéis en el juguete un momento:

Produktdetail 900 MOODY 01 mood1 - ¿De qué humor estás hoy? Reseña de Moody de Fun Factory

Como veis, tiene la forma perfecta para estimular el punto G y, además, su base más ancha puede estimular los labios para aumentar la excitación. No solo eso, sino que las texturas de Moody sirven para dan una sensación muy agradable cuando lo utilizas. También se puede usar este juguete de forma anal, o sea que sería una buena opción si queréis llevar a cabo esta práctica. He de decir que no es tan ancho como el impulsor Bi Stronic Fusion,así que no tenéis de qué preocuparos. Otra cosa: es muy muy cómodo de utilizar por el aro que tiene para sujetarlo.

9200000053543832 4 - ¿De qué humor estás hoy? Reseña de Moody de Fun Factory

Otra de las grandes ventajas de Moody frente a otros vibradores es lo que se llama la función QuickSTOP. En la mayoría de vibradores debes pulsar el botón – hasta que el motor se detenga por completo, lo cual no es demasiado útil en una situación de apuro. En este caso, pulsando el botón FUN el motor se para, sin pasar por velocidades o intensidades inferiores.

Siempre que me alguien me pide consejo para comprar un vibrador digo que lo mejor es esperar, ahorrar y comprar uno de calidad. Moody es una opción ideal para eso: funciona con batería, es sumergible, es potente, se le puede dar muchos usos y su manejo es intuitivo. Mientras lo usaba, he tenido la sensación de que tenía tres o cuatro vibradores en uno por la cantidad de cosas que he podido hacer con él.

¿Qué opinas de Moody? ¿Has probado algún vibrador con función QuickSTOP?

Para más información sobre Moody, ve AQUÍ.