caitlin-moran

Todavía no sé si quiero ser Caitlin Moran, que sea mi BFF para ir de compras y a hacernos la manipedi juntas o que anuncie que deja a su marido porque ha descubierto que soy el amor de su vida. Lo que sí sé es que, a día de hoy, es la escritora más divertida, excéntrica y sin pelos en la lengua que ha salido de la tierra de Kate Middleton. Y no digo todas esas bondades sólo porque tenga una camisa estampada con David Bowies, aunque ayuda, sino porque no hay libro suyo que no valga la pena.

Con su nuevo libro, Moranifesto, ya publicado en UK y esperando que llegue a nuestra patria, es un buen momento para hacer un repaso a sus básicos.

como-ser-mujer

Con más de un millón de copias vendidas, Cómo ser mujer es un libro que hay que tomárselo como lo que es: Una colección irreverente y desenfadada de ensayos feministas basados en anécdotas e historias personales, y nunca, jamás de los jamases, en serio. Sin ser el libro definitivo sobre feminismo, Caitlin lleva el tema al mainstream y lo vuelve accesible y divertido.

Aquí tienes el modo más rápido de averiguar si eres feminista. Ponte manos a la obra. ¿Tienes vagina? ¿Quieres responsabilizarte de ella?

Si en ambos casos has contestado sí, entonces, ¡enhorabuena! Eres feminista

moranthology

Todas sus mejores columnas para The guardian se encuentran en Moranthology. Un batiburrillo de cosas donde hay de todo, como en botica, y sobre las que Caitlin escribe como si estuviera hablando de ellas en un pub a las 11 de la noche tras un par de cervezas. Hay sitio para Twitter, ser pobre, Los Cazafantasmas, el funeral de Michael Jackson, la entrevista que le hizo al Primer Ministro o Doctor Who, por ejemplo. La única pega que tiene este libro es que todavía no ha sido traducido al idioma de Irene Larra.

Si esta colección es algo, espero que sea estúpida, o correcta o algo guay. hay cosas serias, también – recientemente he escrito sobre la pobreza, la reforma de la seguridad social y la coalición del gobierno, al estilo de Dickens u orwell, pero con tetas.

como-se-hace-una-chica

Con Cómo se hace una chica, Caitlin vuelve de nuevo a la lista de best-sellers. En sus propias palabras, dice que este libro es «mucha masturbación y muchas risas», y sí, bueno, eso también, pero yo prefiero describirlo como una novela sobre la adolescencia con tintes autobiográficos (según ella, el personaje de Johanna es ella en un 40%), mucha cultura pop y muchos momentos disparatados.

Y como todas las mejores aventuras, al final, lo hice todo por una chica: Yo

4 Comentarios

  1. «¿TIENES VAGINA? ¿QUIERES RESPONSABILIZARTE DE ELLA?»

    A las mujeres trans y lesbianas a la mierda, ¿no? Como siempre… Luego nos haremos eco de Lilly Wachowski mencionando su deadname y con una foto suya que desde luego no creo que quiera ver publicada y bueno… Diréis que sois súper tolerantes o que queréis igualdad pero al final solo leo que las lesbianas les gustan las mujeres con vaginas (y de las «reales», las otras como que no), y en fin eso no es más que lo que los machistas hacen, reducir a la mujer a un coño con patas… Al final hay bastante conexión entre estos dos grupos… Curioso…

  2. Me parece muy bien que no te guste el artículo, el libro, la web, nosotras, o lo que tú quieras. Pero no entiendo, entonces, que malgastes tu tiempo insultandonos, con la de cosas guays que hay que hacer en esta vida. Tomamos nota de tus sugerencias sobre las noticias que debemos sacar y las fotos que debemos poner, y esperamos que encuentres un sitio web que te guste más. Un saludo.

Comments are closed.