Kellogg, la marca de cereales por excelencia que acompaña a las familias en los desayunos desde 1906, ha lanzado un nuevo anuncio en el que implora a las mujeres a que nos queramos tal y como somos. Y eso está genial, claro, pero está más genial aún porque Kellogg se acuerda de las mujeres lesbianas: durante uno de los fotogramas, salen dos chicas besándose.

“El 97% de las mujeres tienen un momento de ‘Odio mi cuerpo’. Todos. Los. Días”, así comienza este anuncio de uno de los productos estrella de la compañía, Special K. Pero es precisamente por el micro segundo en el que podemos ver a dos chicas besándose por lo que, inexplicablemente, Kellogg ha recibido la crítica de Advertising Standars Board  (ASB), una organización australiana que inspecciona la publicidad de los medios. Según AdNews, la ASB dijo que aunque el tono del anuncio era positivo, lo arruinó que dos mujeres se besaran, y el spot suponía un “intento de normalizar este comportamiento”.

Special K anuncio con dos chicas besándose

Kellogg contestó que un anuncio en el que se celebra la diversidad femenina no puede ser ofensivo para el público que dos mujeres aparezcan dándose un beso. Y la ASB se retractó, y acabó concediendo que en un anuncio en el que se representa a mujeres seguras, esa escena no era gratuita o inapropiada. En definitiva: un punto para Kellogg.

Vía: AdNews 

Comments are closed.