sally-wainwrightEs innegable que las lesbianas llevamos una temporada malísima en televisión. En este 2016 son, al menos, 20 las mujeres LGBT de ficción que han muerto en la pantalla. Pero esto no es nuevo, desde siempre estos personajes han sido maltratados. Uno de los ejemplos que más nos dolió en esta casa, no por nada sino porque la serie la seguíamos al día y nos resultaba muy interesante, fue la muerte de Kate en Last tango in Halifax. Fue una muerte, como casi todas las de la lista, absurda, y sin otra motivación que adelantar las tramas de otros personajes de una manera facilona. Para hacer la tragedia más trágica todavía, Kate se acababa de casa y estaba embarazada. Lo único que hubiera podido hacerlo más triste es que cruzara la carretera una familia de patitos.last tango halifax caroline kate

El caso es que la creadora, Sally Wainwright, ha concedido una entrevista a Russell T Davies, creador por cierto de Queer as folk, en el Festival de TV de Edimburgo, en el que habla de lo arrepentida que está de haber pensado esa trama.

Lo encuentro duro, y me arrepiento. Creo que me equivoqué. Ojala hubiese encontrado una historia mejor

No es como si estas palabras fueran a cambiar el rumbo de la historia, pero es esperanzador de cara a la siguiente temporada, que se estrenará previsiblemente a finales de este año. Hace unos meses, Sally Wainwright ya dejó claro que Carol no iba a tener otra novia, pero es probable que ahora, echando la vista atrás, recompense al público por tanto sufrimiento. Y aunque no sea así, también sería bueno agradecerle que haga público su cambio de opinión, al contrario que otras creadoras que siguen enrocadas en su sensación de que lo han hecho todo fetén.

Vía: Pink news