emmy-awardLos premios Emmy, otorgados por tres instituciones diferentes (la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión, la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Televisión y la Academia Internacional de Artes y Ciencias de la Televisión) celebraron ayer su gran gala, y estamos más que contentas con las elecciones del jurado. Sí, este año sí, no todo va a ser quejarnos. Las mujeres LGBT hemos salido ganando por goleada, y tres de nuestras cabezas visibles en la industria se han llevado la estatuilla a casa: Kate McKinnon, Jill Soloway y Sarah Paulson.

Kate MaKinnon se llevó el premio a Mejor actriz de reparto en comedia por Saturday Night Live, siendo la primera actriz del programa que se alza con este reconocimiento. McKinnon está viviendo un año lleno de alegría, tras su más que meritorio papel de Cazafantasmas (y la paciencia que ha tenido que tener con los haters).

La serie estandarte de Amazon, Transparent, vio reconocida a su directora, Jill Soloway, quien expresó su alegría al ser «parte del movimiento» que está poniendo bajo el foco a las personas LGBTQ. También quiso tener unas palabras de agradecimiento  a la comunidad trans, y gritar que hay que «derrocar al patriarcado»:

https://www.youtube.com/watch?v=WqJ0-r_i7io

Gracias a la comunidad trans por vivir vuestras vidas

Y gran alegría también por Sarah Paulson, quien se alzó con el premio a Mejor actriz protagonista de una miniserie. Su tremendísima interpretación de Marcia Clark en American Crimen Story: The People v. O.J. Simpson ha recibido el reconomiento que merecía, y la propia Marcia estuvo en el patio de butacas presenciando el discurso, ya que fue la acompañante de Paulson en la gala.

Decididamente estos han sido los Emmy más LGBT de la historia, ya que a estas tres mujeres hemos de sumar la victoria de Ryan Murphy en Mejor miniserie por American Crimen Story: The People v. O.J. Simpson. El resto de categorías también nos han deparado alguna alegría extra, como es la victoria de Tatiana Maslany por su interpretación de 123 papeles(por ejemplo) en Orphan Black, algo que los fans estábamos deseando desde la primera temporada de la serie. Julia Louis-Dreyfus se alzó con su quinto Emmy consecutivo por Veep, y en el discurso se acordó de su padre, recientemente fallecido. ¿Dónde los pondrá?

Jeffrey Tambor vio reconocido su papel en Transparent, y Juego de Tronos volvió a llevarse Mejor serie, Mejor director y Mejor guión. Ninguna sorpresa. Os dejamos un hilo con todos los premios de la noche.