alex-danvers-supergirl-kara-01

Cuando alguien me vuelva a decir que qué más da que tal personaje salga o no del armario en una serie cuando no es relevante para la trama, o cuando alguien me vuelva a decir que se reacciona exageradamente cuando matan a otra lesbiana en una serie de televisión porque es sólo un personaje, les voy a obligar a leer esto que pasó este fin de semana pasado en una tienda de cómics, para que entiendan que no es sólo un personaje cualquiera de una serie cualquiera de televisión y que un personaje cualquiera de una serie cualquiera de televisión puede ser muy importante para que alguien consiga aceptarse a sí mismo y mostrarle que salirse de la norma no es nada malo, al contrario. Porque la representación positiva es importante. Muy importante. Ahora veréis por qué.

Una chica llamada Mary trabaja en una tienda de cómics en la que entra una adolescente en busca de cómics de Supergirl para sobrellevar el pequeño hiato de la serie. Mary le indica cual es la balda dedicada a Supergirl y comienzan a hablar de la serie. La niña le dice que Alex es su favorita y Mary le contesta que la shippea muy fuerte con Maggie. La niña se echa a llorar y, tras unos segundos sin saber qué acaba de pasar, Mary se da cuenta de que está ante una croqueta recién salida del cascarón.

Hablan un poco más sobre la serie y la niña le confiesa que se dio cuenta de que era lesbiana gracias al arco de Sanvers de la última temporada y que, durante algún tiempo, había querido suicidarse, pero a medida que la historia de Alex se desarrollaba y las cosas parecían ir saliéndole bien, vio que ella también podía ser feliz, que alguien también podría quererla. Ese sábado decidió ir a la tienda de cómics para buscar provisiones mientras Supergirl no regresa para mantener a raya su depresión. Como no sabía de ningún cómic con personajes lésbicos, Mary le recomendó Batwoman: Elegy, Midnighter y Renée Montoya. La niña sólo tenía dinero para uno de ellos, así que Mary le regaló los demás.

Si es que no me digáis que no es la cosa más bonita que habéis leído en todo el día de hoy y que no es para recuperar la fe en la humanidad.

5 Comentarios

  1. Awwwe!! Que linda historia. Aunque sean personajes ficticios es cierto que son importantes porque muestran una realidad que poco vemos y sobre todo si una vive en una sociedad muy conservadora. Esta historia de Alex Danvers me encanta pues es una late-bloomer baby gay… Y bueno me identifico, ya que me tomó mis años asumir quien soy tambien.

  2. Es una historia preciosa. También creo que es gracias al tratamiento que le están dando a Alex Danvers, sin relativizar nada y mostrando todo el abanico de sentimientos por el que hemos pasado todas (o casi todas).
    Estan haciendo un buen trabajo (espero q no las maten…). Y también el apoyo de Floriana Lima & Chyler Leigh en sus respectivos twitters son para agradecer.

  3. Recuerdo que cuando recién me di cuenta de cómo me interesaban las mujeres, acudí a series y películas, la mayoría ni terminaban bien o eran muy ficticias, pero estaban ahi, existían tanto como yo. La gente que no entiende como se siente una persona al identificarse con un personaje en una serie o una película, es porque todavía no le ha llegado su hora, es difícil no hacerlo, para eso, muchos de los escritores, crean este tipo de personajes.

  4. Siempre he pensado que las letras sanan, vengan de un libro, o de una historieta, te puedes sentir mucho más identificada con ciertas situaciones porque la mayoria de veces no buscan caer en cliches.

    Pero, y esto de verdad quiero resaltarlo, la forma en que se esta tratando este tema con esta serie y sus personajes es refrescante, y sobretodo para capta a las jovenes de hoy que a veces les cuesta engancharse en la lectura.

Comments are closed.