Hace ya… no sé, una vida entera que terminó The L Word, esa serie que hablaba, única y exclusivamente, y desde varios prismas diferentes, del sentir, vivir, amar (inserte aquí verbo correspondiente de la sintonía) de un grupo de lesbianas en Los Angeles. Para mucha gente, descubrir esa serie fue un punto de inflexión en sus vidas, bien porque nunca habían visto una representación lésbica en pantalla, bien porque esta era tan abundante que era casi imposible no sentir que, en algún momento, hablaran de ti. Con perspectiva, estábamos ante una buena serie, una serie que no ha encontrado sustituta, y cuya ausencia suplimos con, por ejemplo, homenajes tan divertidos como estos dos que te traemos hoy.

El primero viene de mano de las chicas de Autostraddle, que han hecho una parodia de las seis temporadas de la serie… ¡con gatos y perros! Yo pensaba que me moría de la risa cuando lo vi.

TLW CATS 2, Hay una lesbiana en mi sopa

—Tú y yo para siempre, Tina – Si, cariño. Primera, última y para siempre. 

TLW CATS 3, Hay una lesbiana en mi sopa

He hecho una cosa…

TLW CATS 15, Hay una lesbiana en mi sopaHe escrito un libro, chicas. Puede que reconozcáis a algunos de los personajes…

¿Os suenan todos estos momentos? Son de los más icónicos de la serie. Podéis ver todas las viñetas en la web de Autostraddle. El segundo homenaje es vía twitter, en la cuenta @ModernLWord. Alguna mente brillante ha querido continuar con las tramas de la serie, pero ambientándolas en nuestros días. El resultado es más que divertido.

Alice duerme con una mujer de la que descubre que es una Republicana muy convencida. Helena: «Creo que hay alguna broma de ‘eres lo que comes’ en algún lado»

Como sugerencia de Helena, la pandilla acepta disfrazarse de los personajes de Orange is the new black para Halloween. ¿Quien debe ser Piper? ¿Quien debe ser Alex?

La pandilla interviene cuando Kit cambia su Situación sentimental en Facebook a «en una relación con Siri» (N.T.-El asistente de los iPhones) y marca «es complicado»

Cuando una amiga tuitea acerca de que su abuelo se está muriendo, Shane no sabe si marcar «me gusta» es apropiado… así que tira el ordenador a una piscina. 

Estos son sólo dos ejemplos del juego que sigue dando esta serie. ¿Conocéis alguno más? ¡Compartidlo con nosotras!