Mujer del renacimiento total, Kristen Stewart hace tiempo que decidió que su lugar no estaba delante de las cámaras, sino detrás, dirigiendo el cotarro. Hace unos años probó por primera vez, realizando un videoclip de Sage + The saints, y este año parece que ya se ha lanzado del todo, primero con otro videoclip, esta vez para el grupo Cvrches, y con su primer cortometraje, Come swim, que va a estar en los mejores festivales. Como no es para menos, KStew está contentísima con este cambio en su vida.

Es lo más satisfactorio que he hecho nunca. Como actriz, eres una cosa pequeña que puede ayudar a todo el mundo a sentir algo, pero cuando eso viene de ti, es como la validación definitiva. No está sola. Es como “te veo, chica, te veo y lo entiendo”.

Come swim viene dentro de Refinery29’s Shatterbox Anthology, una antología de cortos dirigidos por mujeres, y la autora lo define como un diptico que muestra un día en la vida de un hombre, parte sueño y parte drama, y está protagonizado por Josh Kaye, quien se pone por primera vez delante de la cámara. KStew explica esta elección. 

Se lo propuse a un par de actores que sabía que estaban ocupados, y al final fue como “o lo hago yo o contrato a algún colega”. Mirando hacia atrás, es probablemente la relación más fructífera que he tenido. Estoy muy contenta de cómo ha pasado todo. No quería un “chico actor” para hacer el papel, y no podía hacerlo yo, porque estaba buscando una transferencia de energía. Quería darle algo a alguien y ver qué hacía con eso, no solamente hacerlo yo, aunque lo quería fuerte. Reconozco un parecido, una intención. Es super talentoso, de una manera loca. Nunca ha actuado antes, es solamente un amigo mío.

A finales de año podremos ver Come Swim, además del resto de cortos de la antología, vía la web Refinery 29. De aquí a dirigir un largometraje hay sólo un paso.

Vía: Indiewire