First things first: yo soy muy fan de Ana Obregón. Reivindico absolutamente su papel clave en la historia de la prensa rosa en España, sus posados de verano, y creo que su enemistad con Antonia Dell’Atte ha sido de lo más divertido que ha sucedido en los últimos veinticinco años en nuestro país. Bióloga, guionista de éxito, protagonista de sus propias series, y madre de un niño que comía micrófonos y ahora es rapero, Anita nunca deja de sorprendernos: la última, su matrimonio por error con la cantante folclórica viva más famosa de nuestro país, Isabel Pantoja.

En el programa Viva la vida, presentado por Toñi Moreno, la protagonista de Ana y los siete y Ellas y el sexo débil contó una anécdota que sucedió durante la boda de Luis Rollán, periodista de prensa Rosa. Ella acudió al enlace en calidad de testigo, así como Isabel Pantoja. Pero un error las hizo firmar en el espacio destinado a los contrayentes, lo que las convertía en mujer y mujer.

Primero salió Isabel a hablar y a firmar y luego yo. Y cuando firmé me di cuenta de que lo habíamos hecho en la parte de los contrayentes

¿Es fantástico o no? Mientras, nosotras seguimos esperando noticias sobre El secreto del retrato, la película que Obregón tenía entre manos, y en la que iba a interpretar a una mujer lesbiana. Su estreno estaba previsto para el año pasado, pero, que sepamos, no llegó a ver la luz. Y nosotras QUEREMOS verlo.

Vía: ABC