Cinco amigas deciden pasar un fin de semana juntas en un viñedo. Cada una es muy diferente de la otra: Samoa es una escritora creativa y volátil; Ronda, una científica con una inteligencia prodigiosa; Marisa, una anestesista muy maniática; Lola, una devorahombres de vida frívola; y Noelia una investigadora con fama excéntrica. Esta escapada, que se antojaba tranquila, será el punto de partida de una historia de intrigas, sociedades secretas, secretos, mentiras y, sobre todo, del amor como la fuerza que lo cambia todo.

Cuando te sientas a leer un libro de una escritora con tanto oficio como Mila Martínez, sabes exactamente lo que vas a encontrarte, y La esencia no rompe esta regla. Mila sabe conjugar como ninguna otra autora de literatura con componentes lésbicos en español una historia interesante, que te atrapa, sostenida con elementos sobrenaturales, que es precisamente lo que distingue sus historias y las hace más atractivas.

El relato, en esta ocasión, se enreda más que en otras ocasiones, lo que le da a la historia un fondo que la hace más interesante, pero sin perder el humor y la frescura de anteriores novelas. Sigue habiendo guiños a otras obras de la autora, lo que se ha convertido en una recompensa que las fans agradecerán, por la familiaridad.

La esencia se lee de un tirón, que es lo mejor que puedes decir de un libro. Entretiene, está bien escrito, y el romance no defrauda. Si eres seguidora de Mila Martínez, te encantará. Y si con este la descubres, no querrás perderte ningún otro. Puedes comprar La esencia aquí.