Ellen Page es otra de las últimas actrices de Hollywood que ha querido compartir sus experiencias sobre el abuso sufrido por parte de los hombres poderosos de Hollywood. Fue durante el rodaje de X-Men, bajo las órdenes de Brett Ratner, acusado hace un par de semanas por Natasha Henstridge y Olivia Munn de abusos sexuales, cuando sucedió. Fue el primerísimo día de rodaje, en un encuentro con todo el cast cuando la sacó, delante de todo el mundo, del armario. Anna Paquin, una de las presentes, no ha tardado en mostrarle su apoyo.

“Tenía dieciocho años. Miró a una mujer que estaba al lado mía, diez años mayor que yo, me señaló y dijo: “Deberías follarla para que se diera cuenta de que es gay”. Yo era joven y no había todavía salido del armario conmigo misma. Sabía que era gay, pero no lo sabía, por decirlo de alguna forma. Me sentí violada cuando sucedió”. Paige continúa diciendo que “Tenemos derecho a darnos cuenta de nuestra orientación sexual de manera privada y en nuestros propios términos. (…) Esta salida del armario pública, agresiva, me dejó sentimientos de vergüenza, uno de los más destructivos resultados de la homofobia. (…) Es una forma cruel de manipulación, diseñada para oprimir y reprimir”.

Paige también cuenta que durante el rodaje tuvo un altercado con Brett que se saldó con una reprimenda hacia ella por haberle levantado la voz al director mientras que él se iba de rositas a pesar de su comportamiento homofóbo y abusivo. “Yo era una actriz que no conocía nadie. Tenía dieciocho años y no tenía las herramientas suficientes para poder manejar la situación.”

Por desgracia, no fue la única vez en la que Page se encontró en una situación semejante, de abuso por parte de un director. Sin dar nombres, reconoce que, con sólo dieciséis años, un director la invitó a cenar con la esperanza de que se acostara con él, mientras que, en otra ocasión, otro le pidió que se acostara con un hombre diez años mayor que ella y luego le contara cómo había sido. Es precisamente por esta razón que se arrepiente y se avergüenza de haber trabajado en una película con Woody Allen, acusado de haber abusado de su hija, Dylan Farrow, siendo ésta menor.

Quiero que estos hombres se enfrenten a lo que han hecho. Quiero que no tengan poder nunca más. (…) Pero lo que más quiero, es que esto termine sanando a las víctimas. Y que Hollywood se despierte y empiece a asumir responsabilidad por cómo todos hemos participado en esto. 

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems