Todas hemos visto Carol Todas nos hemos enamorado de la película, de las actrices, de la música, de la ambientación, de la historia, de todo lo que nos podíamos enamorar, porque somos croquetas con el corazón débil y frágil, y la cinta es muy bonita, y todo. Todo.

No voy a hablar de cómo Carol es posible que sea la cinta LGBT más importante de la década, ni de cómo fue tratada regular por los Premios, pese a tener unas críticas alucinantes. Nope. Me niego. Pasé ese episodio hace meses, y no voy a volver a caer en la indignación, porque de la indignación se pasa al lado oscuro, y en el lado oscuro pasan cosas. Pero, ¿y si Carol fuera ya el lado oscuro? ¿Qué pasaría si en vez de ser esa historia que nos encogió el corazón, la película fuera una historia de terror, stalkeo, y tensión? This is the darkest timeline in Carol.

Terror, pavor, y nosotras viéndola igual porque sale Cate Blanchett, y todo en lo que sale Cate Blanchett es de obligatorio visionado porque, hey, esa es nuestra religión.

Vía: Autostraddle

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems