No, no es en sentido figurado, sino que ha pasado realmente. El otro día te contábamos que Cate Blanchett había vuelto a los escenarios londinenses con una obra de teatro… provocadora, vamos a decir, y resulta que lo es tanto que a una pobre espectadora se la han tenido que llevar en ambulancia.

When We Have Sufficiently Tortured Each Other es la adaptación libre de la novela de Samuel Richardson escrita en el siglo XVIII titulada Pamela. En la obra podemos ver muchas cosas, desde Cate Blanchett enrollándose con otra mujer, hasta a la australiana correteando por la escena con un arnés, pasando por orgías y escenas sadomasoquistas. No es poco habitual que haya personas que abandonen el teatro, pero esta misma semana una señora mayor ha requerido asistencia médica en un hospital cercano.

Decía el otro día la australiana que “algunos espectadores se pondrán furiosos, algunos estarán perplejos, algunos puede que se exciten”. Pero con lo que seguro no contaban es con esto.

Vía: La Figaro