Martina Navratilova, Hay una lesbiana en mi sopaLa conoces con una sola palabra: Martina. No sólo es una de las mejores atletas lesbianas de este siglo, tampoco solamente una de las mejores tenistas de la historia. No es sólo una de las mujeres lesbianas más importantes, es una de las mejores atletas de todos los tiempos. Los números marean: 177 títulos, récord mundial para hombres y mujeres, a los que hay que sumar 59 de Grand Slam, récord mundial para hombres y mujeres. Es una de las 25 atletas más grandes de los Estados Unidos. Y, desde 2014, es además la esposa de Julia Lemigova. El matrimonio, dice, le ha cambiado la vida, pero primero se la cambió el contar al público que era lesbiana, como ha estado narrando en una entrevista para Good Morning Britain

Realmente no pude salir del armario hasta que obtuve mi ciudadanía estadounidense porque era un factor de descalificación en ese momento. Fue en 1981 cuando salí y realmente, yo fui la única que salió en la cima, cuando comencé a ganar. Tal vez parte de eso fue porque me sentía libre, no tenía que fingir o no decir o hablar sobre quién era. Tal vez fue entonces cuando me convertí en un mejor jugador de tenis, la libertad que viene con eso

https://www.youtube.com/watch?v=3DvQpz6KnpY

La atleta cree que tomar la decisión de salir del armario alivia a muchas personas LGBT de una ‘carga’. «Para mí no fue un gran problema, pero creo que para mucha gente sólo es un gran coste de energía de ti , pero no he oído a nadie decir »Quiero volver a la armario» o »desearía haber salido más tarde». La gente solo dice »Me gustaría haber salido antes» porque es una carga tan pesada de llevar

Vía: Dailymail