Una madre embarazada ha despedido a su fotógrafa después de enterarse de que es lesbiana. Faith Grace, de Mobile, Alabama, había sido contratada para sacar unas fotos de una madre embarazada, una mujer llamada McKenna. Sin embargo, después de que ella viera una bandera del orgullo LGBT en la cuenta personal de Instagram de Grace, la futura madre le explicó que ya no deseaba trabajar con ella mediante un mensaje. 

Después de conocer a Grace la noche anterior, McKenna escribió: «Estuve mirando tu cuenta de Instagram personal para acceder a tu profesional, y vi que tenías una bandera del orgullo. «¿Eres gay o tienes familiares gay?» La fotógrafa le contestó que nadie de su familia era LGBT, pero que ella sí era lesbiana. La respuesta inmediata de la madre fue que ya no quería que Grace hiciera las fotografías, debido a su orientación sexual.

No quiero que alguien que es gay tome mis fotos. Simplemente no está bien. Estoy en contra y lo último que necesito es permitir que mi hijo de 5 años piense que ser gay es correcto, porque no quiero que sean influenciados por personas como tú. Lamento que pienses que este estilo de vida está bien y es aceptable.

Faith lo compartió en sus redes sociales, y desde entonces ha corrido como la pólvora, llegando a los 40.000 RT en unos pocos días. Ha recibido muchas muestras de cariño, y le han salido varias oportunidades profesionales, algo que es para celebrar. Pero el mal rato que le hicieron pasar, no se lo quita nadie. Es indignante que tengamos que aguantar estas cosas en pleno siglo XXI. Porque no sólo ser LGBT está mal para algunos, sino que encima debemos dejar de trabajar y morirnos de hambre, porque hasta hacer unas fotos es «extender nuestro estilo de vida». Váyase a la mierda, señora.

Vía: Dailymail

1 Comentario

Comments are closed.