Sandra Bullock, Cate Blanchett, Sarah Paulson, Rihanna, Mindy Kaling, Awkwafina, Helena Boham Carter y Anne Hathaway. Juntas. Todas juntas en una misma película. En una película de ladronas, y de ladronas con estilo. Se parece mucho al sueño que cualquiera de nosotras tendría en una noche de calor, y oye, fenomenal, pero hay algo que ansiamos ver en la cinta, y es, of course, algo de croqueteo. No sabemos si alguna de las protagonistas croqueteará, ojalá, pero mientras la vemos y no, nos vamos a quedar con la teoría de la tuitera @helenasbby, que tiene una mente maravillosa muy similar a la nuestra, y ha elaborado todo un relato sobre cómo Ocean’s eight es mega croqueto.

Ok, entonces primero tenemos a las gays Lou y Debbie. Estaban saliendo antes de que Debbie fuera a la cárcel y ahora que ha sido liberada su relación está haciendo aguas porque Lou quiere mantenerla a salvo, pero también sabe que esto es lo que Debbie debe hacer. Sin embargo, son ENDGAME

Luego tenemos Debbie y Tammy, las «exes». Solo salieron un par de veces, pero eso fue suficiente para que Tammy se obsesionara, de ahí que ella obedezca tan rápido cuando Debbie le pide ayuda.

Luego tenemos a Rose y Daphne. Su amor no es correspondido y se basa puramente en la admiración de Rose por Daphne, que ella sabe que no debería tener ya que Daphne es el objetivo. Por lo tanto, finalmente resulta en la caída de Rose

Luego están Lou y Rose, que nunca admiten sentirse atraídas la una por la otra, pero para todas las demás su química es MUY obvia. Su relación se basa en su apoyo y adoración entre sí, lo que no solo confunde cómo se sienten, sino también a todos los que les rodean.

Pero también tenemos  la atracción de Nine Ball y Debbie entre sí, que se expresa a través de MUCHO coqueteo … Quiero decir, seamos sinceras cuando dijo «8 ball», era solo un código para comerse entre ellas

Compramos total esta trama, pero total. En serio, es un argumento maravilloso, y ahora no vamos a poder ver la película sin pensar en esto todo el rato.

1 Comentario

  1. Nunca entenderé esa patológica necesidad de «equilibrar» Hollywood…

    No me mal interpreten, tal vez la película termine siendo genial, pero siempre tendrá la sombra de ser solo una «versión», no hubiera sido mejor hacer una película enteramente nueva con la misma temática?

Comments are closed.