Janae Marie Kroc

The LGBT International Powerlifting Championship, competición LGBT internacional de levantamiento de peso, en el que en principio puede participar cualquier persona sin importar su orientación sexual, de género, estado de salud o habilidad, ha agregando una nueva categoría específicamente adaptada para las personas trans, no binarias e intersexuales, llamada “Categoría Mx”, y que entrará en vigencia este año.

Los problemas que afectan a los participantes trans, no binarios e intersexuales se discutieron en nuestro congreso de 2017, y decidimos hacer que nuestro evento fuese inclusivo y seguro ofreciendo una categoría MX opcional

Con estas palabras Charlotte Wareing, 7 veces campeona del mundo en levantamiento de pesas y copresidenta de la LGBT Powerlifting Union, nos justificaba la creación esta nueva categoría.

La competición en sí será el sábado 28 de julio en Londres, donde habrá un programa con clinics, competiciones, comidas, congresos y fiesta de clausura. Se ofrece así la oportunidad a los participantes no solo de competir, sino también socializar e interactuar con otros atletas LGBT+, algo que rara vez pueden hacer en las competiciones principales de sus propios países.

Personalmente quiero saber vuestra opinión acerca de crear esta categoría. Entiendo que soy experta en materia deportiva, pertenezco al colectivo LGTB+ y soy cisgénero. Por esa razón, y por que me queda mucho por aprender, tengo un dilema terrible ante esta situación (y supongo bastantes de vosotras también).

Dillon King, atleta de Crossfit

Es injusto todo lo que tienen que pasar las personas trans, intersexuales, y no binarias para poder competir oficialmente. No solo tienen que operarse y medicarse, si no que en muchas ocasiones son señaladas y existe la discriminación de otros atletas hacia ellas.

Voy a decir una verdad que va a doler a más de una: el deporte de élite es totalmente exclusivo. Por mucho que no hablen de sus bonitos valores, no todos podemos llegar hasta a allí, bien por la situación económica, capacidad motora, por falta de medios… pero eso no justifica que no se le pueda dar la oportunidad de participar a nadie por ser como es.

Creo que la creación de esta tercera categoría puede ayudar a la promoción de estos deportes dentro del colectivo,  aunque por otro lado me da miedo que se les catalogue como “especiales”, los “otrxs”, o algún termino parecido, es decir, lo que al principio parecía un acto inclusivo se acabe convirtiendo en una manera más de discriminación.

Por otra parte, si se decide implantar esta categoría en otros deportes (élite), las atletas cis dejarán de sentirse amenazadas como ya pasó en los últimos JJOO de Rio. Un claro ejemplo fue la final de 800 metros, en la que de las 8 finalistas 6 eran intersexuales. En los medios se conoció como el caso Caster Semenya, nombre de la ganadora.

¿Ser trans, no binario e intersexual puede suponer una ventaja a la hora de competir? Si nos basamos en las hormonas, como diría uno de mis profesores, la testosterona es posiblemente una de las variables biológicas más importantes (sino la que más) en el mundo del deporte, y si las categorías por sexos existen, es en gran parte por la ventaja que otorga la diferencia en la concentración de esta hormona entre hombres y mujeres.  Además habría que sumarle le ventaja de tener una estructura ósea con más volumen y fuerte, biomecánicamente hablando.

Viéndolo desde la perspectiva social creo que cada uno debería competir donde se siente más identificado, pero mi perspectiva deportiva-competitiva me dice que es injusto para el resto porque carecen de estás ventajas.

¿Qué opináis vosotras? ¿La creación de esta nueva categoría daría la oportunidad de participar a gente que en principio estaba excluida de la competición?

Pd: si queréis interesaros más por el evento o apuntaros y dejar el listón croqueto bien alto os dejamos en enlace:  www.lgbtpowerlifting.org 

Fuente: New now next