Jessica Capshaw, Hay una lesbiana en mi sopaQué noticia más MALA para empezar el viernes, de verdad. Qué disgusto llevo encima. Arizona Robbins es, con total seguridad, mi personaje actual favorito en Anatomía de Grey, y no tiene que ver solamente con sus croqueteos ocasionales, sino porque me parece que el desarrollo de su personaje ha sido muy completo y orgánico, ha molado un montón, y encima me cae fenomenal. Pero ABC, la cadena que emite Anatomía de Grey, ha anunciado que ni ella ni Sarah Drew (April Kepner) volverán a la serie después del final de la temporada 14, que es la que se está emitiendo actualmente.

¿Las causas? Las malas lenguas atribuyen la salida de estas dos actrices a la recientemente anunciada subida de sueldo de Ellen Pompeo, que pasará a cobrar 20 millones de dolares por temporada, y que además ha firmado por otras dos. Sin embargo, fuentes próximas arguyen que eso no tiene nada que ver, y que se basa en decisiones formalmente creativas. Krista Vernoff, una de las showrunners, contesta a esto.

Los personajes de Arizona y abril están permanentemente entretejidos en la estructura de Anatomía de Grey gracias al extraordinario trabajo de Jessica Capshaw y Sarah Drew. Como escritores, nuestro trabajo es seguir las historias donde quieren ir y, a veces eso significa decir adiós a los personajes que amamos. Ha sido una alegría y un privilegio trabajar con estas actrices fenomenalmente talentosas 

 

Jessica Capshaw llegó hace 10 temporadas a Anatomía de Grey, y supo conquistar nuestros corazones desde el primer minuto, por su carácter alegre. Su trama principal, la relación que mantuvo durante años, matrimonio incluido, con la cirujana Callie Torres, sirvió para dar una visibilidad inusitada de una relación LGBT en prime time, cuando no era tan frecuente encontrar una representación sana y feliz. Shonda Rhimes ha hecho un comunicado respecto a este asunto.

Siempre es difícil para mí decir adiós a cualquiera de mis personajes. Tanto Arizona Robbins como April Kepner no solo son queridas sino también icónicas: tanto la comunidad LBGTQ como las comunidades cristianas devotas están subrepresentadas en la televisión. Estaré eternamente agradecida a Jessica y a Sarah por dar vida a estos personajes, con un rendimiento tan vibrante, y por inspirar a mujeres de todo el mundo. Ellas siempre serán parte de nuestra familia Shondaland

Adiós, Arizona, adiós.

Vía: Deadline