Si hay un autor cuya obra ha sido creada para ser interpretada y reinterpretada de mil y una maneras diferentes, es Will Shakespeare. Hemos visto versiones fieles a su texto, como las de Kenneth Branagh, otras más kitsch, como el Romeo y Julieta de Baz Luhrman, o incluso una versión lésbica de los dos enamorados de Verona. Tendremos la oportunidad de ver esas mismas historias bajo la óptica femenina en el nuevo proyecto de Margot Robbie y, sobre las tablas, un Othello reimaginado en una mujer homosexual.

Este nuevo Othello será Gold Rosheuvel y será el teatro de Liverpool, el Everyman, el que tendrá el placer de disfrutar de esta nueva versión de una de las tragedias de Shakespeare más importantes. Para ella, aceptar este papel era extremadamente importante, como «actriz, mujer, negra y gay», y porque considera que Othello es una obra en la que muestra el temor que a los hombres les provoca la sexualidad de las mujeres.

Muchos hombres temen a las mujeres, especialmente a las mujeres poderosas. Prefieren no ver el cambio, y Othello es parte de ese cambio.

Con el estreno previsto para este mes de abril, la obra está bajo la dirección de Gemma Bodinetz, cuya principal intención es que «fuera eléctrica de nuevo» y acomodarla a los nuevos tiempos en los que vivimos. Quiere que el espectador se enfrente a sus propios prejuicios e ideas preconcebidas sobre quién puede y no puede ser líder y tener el poder.

Vía: The guardian