Un piso.

Tres amigos.

Dos de ellos enamorados de la misma chica.

¿Cómo se llama la webserie?

Pista: no es “se armó el belén” ni tampoco “ya la hemos liao”. Pero de algo así va la cosa.

Su título es Café sin leche y es la primera serie LGBTI aragonesa que se estrenó en todas nuestras pantallas (véase, oh, dios YouTube) el pasado 16 de abril. Y además, tiene subtítulos en inglés y francés (muy útiles para todas aquellas que tenéis novias de lengua foránea y os estáis muriendo por compartir algo nacional con ellas).

Café sin leche es una webserie estilo sitcom que nos cuenta la historia de unos compañeros de piso en su veintena, ese momento en el que todo, absolutamente todo, es posible. Como por ejemplo ser heteroflexible o flexible a secas (en la treintena ya se sabe que todos los engranajes empiezan a fallar). Toda la acción transcurre en el piso que comparten Robin, Dani y Gabi, tres amigos muy bien avenidos que nunca han tenido que enfrentarse a un verdadero problema. El “drama” comienza la mañana en la que Álex aparece en sus vidas. Simpática, extrovertida, Álex ha pasado la noche con Gabi. Hasta aquí, todo correcto. ¿Pero qué ocurre cuando Robin se da cuenta de que está empezando a sentir algo por la nueva novia de su mejor amigo y que no puede controlar estos sentimientos? Dani, el otro compañero de piso, será quien haga de confesor y paño de lágrimas, pero él también está hecho un lío, porque… ¿a cuál de los dos amigos va a acabar traicionando?

La trama principal de Café sin leche recae en la relación que tienen las dos chicas, Robin y Álex, aunque a lo largo de la temporada se prevé que vayan apareciendo diferentes subtramas que nos permitirán conocer mejor a todos y cada uno de los personajes.

Los responsables de esta divertida webserie pretender dar voz con ella a historias hechas por y para mujeres, capaces de contar su vida y experiencias. Sobre todo, a mujeres LGTBIQ, doblemente invisibilizadas y, a veces, hasta maltratadas por los creadores de contenidos multimedia (ya sabes: en toda serie o película, la lesbiana es siempre la que más posibilidades tiene de morir).

A los chicos de Café sin leche los puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. La primera temporada consta de 12 episodios, cada uno con una duración de entre tres y siete minutos, y cada semana podrás disfrutar de dos episodios nuevos, los lunes y los viernes. ¡Que los disfrutes!