Julianne Moore no solamente es conocida por ser una grandísima actriz, sino también porque es una de esas personas que se arriesga a la hora de elegir papeles. Prueba de ello es que hemos podido verla interpretando a personajes muy dispares a lo largo de su carrera, y algunos de ellos, por cierto, son croqueta. El caso es que Moore estuvo el otro día en el programa de Andy Cohen, y ahí le preguntaron por Can you ever forgive me?, película que iba a estar protagonizada por ella… pero luego no. Y es que fue despedida en la preproducción de la misma.

Al parecer, Moore solo ha sido despedida dos veces en su vida: cuando tenía quince años y trabajaba en un puesto de yogur, y en esta película. No está mal. La película está basada en una historia real, y en ella Melissa McCarthy, que por cierto está tan bien que fue nominada al Oscar por este papel, se pone en la piel de Lee Israel, una biógrafa que recurrió a la venta de cartas históricas falsificadas en la década de 1980 en Nueva York cuando su carrera como escritora empezó a declinar. Israel era una lesbiana con vínculos con la escena LGBTQ de la ciudad, algo que no se menciona a menudo cuando se habla de ella, pero en lo que la película se fija.

Vía: Pride