Una de las parejas más top del mundo croqueta actual es la de Cara Delevigne y Ashley Benson. Las chicas no son muy de compartir información sobre su vida privada, por eso, cada vez que sueltan prenda, allá nos avalanzamos nosotras, ansiosas de más información que pueda ser de interés general sobre este joven matrimonio, para hacéroslo saber y cumplir con nuestro cometido de servicio público croquetil.

Esta vez, sin embargo, fue más la casualidad y todo el tiempo que pasamos procrastinando en Twitter que otra cosa la que hizo que nos enteráramos cómo comenzó la historia de amor entre estas dos chicas.

Todo surgió en el set de Her Smell, la película protagonizada además de por Ashley y Cara, por Elizabeth Moss y Amber Heard. Ya ambas se habían echado el ojo y, Cara que no tiene un pelo de tonta, decidió hablar con el director, Alex Ross Perry, para ver si conseguía convencerlo de que cambiase la trama del personaje de Ashley, Roxie, y el suyo, Crassie. A Roxie le habían buscado ya un interés amoroso femenino, pero a Cara no le convencía demasiado la moza que habían contratado porque, en sus propias palabras, «tenía cero química» con Ashley y era «demasiado hetero». ¿Qué mejor, entonces, que hacer unos pequeños retoques en el guión y cambiar la peli para que las dos fueran novias en la ficción?

Aquí tenéis el vídeo de esta historia tan guay, maravillosa y cuqui. Que la chica que te guste cambie el guión de una peli por ti, o sea, me quedo patidifusa aquí mismo. De aquí se podría sacar una comedia romántica croqueta ideal para la sobremesa de los domingos. Yo ahí lo dejo.