InicioOpiniónMe gustan los bares de bollos

Me gustan los bares de bollos

Publicado

Me gustan los bares de bollos. Lo reconozco. La sensación de entrar en un bar y saber que va a estar lleno de croquetillas buscando miraditas y retozando me llena de algarabía. Adoro los sitios de mayoría femenina. Allá donde caigo de la geografía española, tengo que buscar el bar de bollos de rigor. Y me apena deeply cuando quiero volver a alguno y me lo han cerrado, mientras que los bares gay de alrededor están on fire. Y pese a los muchos motivos existente que pudiera haber, he encontrado un patrón que se repite en cada bar bollo en el caigo: la música…da penita. Ya está, ya lo he dicho.

lesbian bar
‘Con una mano en tu cintura, deja que mueva, mueva, mueeeeeeeva’

Y a partir de aquí haré crítica constructiva como defensora acérrima de los garitos croquetiles, pero crítica al fin y al cabo. Es cierto que los gustos musicales son algo personal e intransferible: por mucho que una canción te parezca lo más a ti, no quita que a tu mejor amiga no le entren ganas de matar gente cada vez que la escucha. Esto es ley de vida. Pero oye, normalmente cuando vas a un garito, no pretendes escuchar tu playlist del spoti esa en la que tienes la discografía completa de Camela, Like a pill de Pink, Sonia y Serena, el Ave María, y todos los feat. Pitbulls de este universo y de los paralelos. Al menos yo no pretendo que me pongan Runaway de The Corrs, ni Torn de la Imbruglia o Man! I feel like a woman de Shania Twain a menos que vaya a una fiesta remember en el garito de rigor.

bares de lesbianas
“Cuando zarpa el amooooooor”

Y es aquí, cuando llevas un rato leyendo, que caes en la cuenta de que: ¡uy! esa me la pusieron ayer en el bar bollo numelo 8. Y aunque no pretendías escucharlas porque, no sé, llamadme lesbinazi si quereis, venían en el casette del máquina total 5, te las tragaste pacientemente junto con la mitad de la cámara frigorífica de cerveza y parte del jagger, para poder llegar cuanto antes al momento todo lo que pinchan es temazo, ya que en lo único que puedes pensar sobria es en: que alguien le diga a el/la dj que OT ha muerto. Pero aguantas, porque vas por tu 4º chupito de jagger y en ese momento eres la reina de la pista. Que te ponen la raja de tu falda, pues se la dedicas a la de los pantalones cagaos del fondo mientras la señalas con el dedo con tu mirada de sí, te elijo a ti (y le lanzas una pokeball). Que te ponen el Barrio, pues tú te agarras la camisa y te desgañitas gritando que te fuiste pa Madrid sin remordimiento, aunque seas más de Madrid que la Cibeles. Pero este ritmo no hay cabeza, oídos, hígado, ni bolsillos que lo soporten.

'Quédense con su música del año 2003, señoras'
‘Quédense con su música del año 2003, señoras’

No romperé una lanza a favor de todas las discotecas gays del universo, porque no las conozco todas, pero así a bulto, he de decir que en la gran mayoría me he encontrado sesiones más actuales y cañeras que en los bares de lesbianas. No sé si la música es la razón de que se acaben cerrando tantos bares de chicas.  Pero para mí sí es decisivo a la hora de volver y esto lo he discutido largo y tendido con mis amigas croquetas. Que sí, que todas queremos a Mo y que el Sobreviviré fue un temazo y lo canto a grito pelao como la que más. Pero que la primera vez que escuches Espada de Javiera Mena sea en un bar de osos y que le pidas una de Lady Gaga a la dj de tu bollobar de referencia y te ponga Bad Romance cuando llevamos un año de Art Pop, me duele, me duele en lo más hondo del bollito. Yo no puedo vivir más entre los escombros chicas. ¡Renovarse o morir!

Últimos artículos

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

Blake Lively en traje. Ya está, ese es todo el post

Aprovechando las últimas horas de vacaciones, y ya que está en Filmin, decidí revisionar...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...