Trigonometry 1, Hay una lesbiana en mi sopa

HBO viene este verano cargadita de estrenos con croquetas, y no se está hablando de ninguno de ellos en casi ninguna parte, con la siempre honrosa excepción de Fuera de Series, que cubren todo lo habido y por haber, y donde descubrí el tema que nos ocupa. Una de esas series es Trigonometry, una ficción de BBC sobre, sí, una pareja que incluye en su trimonio a otra chica. Pero, aunque lo cuenta excepcionalmente bien, no solamente va de eso.

Gemma (Thalissa Teixeira) y Kieran (Gary Carr, a quien me costó un poco situar en Crimen en el Paraíso) son una pareja londinense que tiene algunos problemas económicos sacando a flote el pequeño café que regenta ella, y decide alquilar un dormitorio en su casa. La nueva inquilina es Ray (Ariane Labed), una ex nadadora de sincronizada olímpica de treinta años, obligada a retirarse después de una lesión y siente que ha malgastado su vida, y que está resentida y no ve el momento de irse de casa de sus padres

La relación entre los tres se cuece a fuego lento. Lentísimo. Y es de una delicadeza y de una sutilidad que hace que no seas capaz de separarte de la pantalla durante los diez episodios. Pero, además, hay una gran variedad de temas entrecruzados en la vida de los tres protagonistas: los cambios, el romper con todo de repente, las enfermedades mentales, el rechazo de tu familia, la incapacidad de comunicarte con tus seres queridos… Cada uno de los episodios es real, es bonito y se te queda un poco dentro.

*Ojo, espoilers a partir de aquí*

unnamed (9)

Especialmente interesante resulta el conflicto de Gemma a la hora de salir del armario… por tercera vez, esta vez como mujer poliamorosa. La primera vez que lo hizo, como lesbiana, se granjeó el desafecto de su familia, que pensaba que era una fase rebelde, y para su desgracia, ellos vieron su relación con Kieran y su identificación como mujer bisexual como, precisamente, una confirmación de su teoría, algo que hiere profundamente a la protagonista.

Recomiendo mucho Trigonometry. No es otra serie sobre poliamor, no se parece en nada a la otra referencia de este asunto (You, me, her). Es… otro rollo.