Cada vez existen juguetes eróticos más discretos. Juguetes que, si no supieras que son instrumentos de placer, no imaginarías que sirven para eso. Con el tiempo se han ido alejando de las formas que imitan genitales para convertirse simplemente en objetos que cumplan su objetivo: estimularte. Es el caso de Sweet Treat, el refrescante estimulador con forma de helado de Satisfyer.

IMG 4497 2, Hay una lesbiana en mi sopa

Como puedes ver en la foto, Sweet Treat recuerda al cono de tu helado favorito. Puedes encontrarlo en color blanco, negro o en marrón y rosa, que incluso imita la galleta del cucurucho. En esta parte se encuentra el motor y la interfaz, mientras que lo que corresponde a la bola de helado ha sido diseñado para estar en contacto con tu vulva.

IMG 4486, Hay una lesbiana en mi sopa

Digo que Sweet Treat es refrescante porque, además de vibrar, lo que hace es rotar. Tiene unas láminas muy suaves y flexibles que, al dar vueltas, generan un efecto muy interesante para nuestra anatomía. Eso sí, sabemos que cada vulva es diferente y, por eso, este juguete puede resultarnos más o menos agradable en función de eso. A mí, por ejemplo, me ha parecido ideal para caldear el ambiente no solo en los genitales, sino también en otras partes del cuerpo. Gracias a la forma redondeada de las láminas, se desliza por la piel haciendo círculos.

IMG 4491 2, Hay una lesbiana en mi sopa

Además, este juguete tiene 11 programas diferentes de rotación. Lo que cambia, principalmente, es la velocidad de rotación. En la mayoría también cambia el sentido de la rotación, lo cual no me ha apasionado. ¿Por qué? Pues porque los labios menores se van quedando entre las láminas y, al cambiar de lado, es como si tironeara de ellos. A mí personalmente no me resulta molesto, pero sí es una sensación un tanto extraña. En cualquier caso, con estos pequeños tironcitos no sentía que me estuviera acercando al orgasmo, a pesar de que el efecto me pareció novedoso y creo que tiene su punto. De los varios programas, el que me ha hecho alcanzar el orgasmo era uno donde las láminas giraban todo el rato hacia el mismo lado de forma constante y utilizando los lados, no el centro. Han pasado por mis manos decenas de juguetes y no había probado ninguno como este.

IMG 4489 2, Hay una lesbiana en mi sopa

Si hablamos de la interfaz, es muy sencilla de utilizar. Tiene solo dos botones: + y -. Con + enciendes el juguete pulsando dos segundos y cambias de programa. Con – vuelves al programa anterior. Ahí mismo, sobre los botones, hay una luz led que parpadea cuando el juguete está cargando (aproximadamente hora y media) y se mantiene iluminada cuando ha terminado de cargar para que disfrutes de casi una hora de juego. Además de ser recargable con su cargador magnético también es waterproof.

IMG 4490 2, Hay una lesbiana en mi sopa

¿Qué otras ventajas podemos encontrar en Sweet Treat? Que es pequeño y discreto, tiene un precio accesible y no es de los estimuladores más ruidosos que he probado. Ten en cuenta que el ruido de rotación no tiene nada que ver con el de la vibración, así que de entrada puede parecer algo más aparatoso.

Hay que ir con cuidado con la forma en la que sostenemos este delicioso helado contra nuestros genitales: si apretamos demasiado la parte superior lo que empieza a rotar es el cucurucho. Esto puede ser algo desesperante al principio hasta que le pillas el truco y lo sostienes de la mejor manera.

IMG 4494, Hay una lesbiana en mi sopa

Con respecto al packaging, este heladito viene bien protegido en una caja de cartón. Aunque no lleva bolsita de tela, puedes guardarlo en la misma caja, donde irá seguro si deseas transportarlo. También encontrarás en la caja el cargador y las instrucciones de uso.  

En definitiva, creo que Sweet Treat no es tu juguete si buscas un orgasmo orgasmo rápido y fácil (si eso es lo que quieres, te aconsejo que le eches un vistazo a Curvy 1+). De hecho, lo recomiendo más bien a aquellas personas que tengan experiencia con otros juguetes eróticos o quieran explorar su placer de otra manera distinta a la habitual, como utilizándolo para estimular zonas erógenas o masajear el cuerpo.

Consigue tu Sweet Treat AQUÍ.