A estas alturas ya sabrás que Satisfyer es mucho más que succionadores. Pero ay, qué bien hacen los succionadores. Por si ser la marca líder del mercado en estos productos eróticos no fuera suficiente ha querido dar un paso más con una nueva línea de juguetes que se pueden utilizar con una aplicación.

¿Te acuerdas de cuando te hablé del Pro 3 Vibration? Por primera vez combinaba succión y vibración. Pues Curvy 1+ es muy parecido por la forma, aunque es más curvo. Este ligero cambio lo hace más ergonómico y cómodo de utilizar. No te líes con Curvy 2+ y Curvy 3+: las diferencias se encuentran en las boquillas y el acabado. 

IMG 4469, Hay una lesbiana en mi sopa

El interior del Curvy 1+ es distinto y bastante más avanzado. Empiezo por una de las peculiaridades que más me llama la atención: la boquilla. Tiene un tamaño acertado para estimular el clítoris (u otras zonas erógenas) y una textura ligeramente estriada.

La interfaz tiene tres botones y el uso es intuitivo. Aun así, puedes utilizarlo de tres maneras:

  • Manual: no necesitas la aplicación, solo ir pulsando los botones para activar o desactivar la succión y la vibración.
  • Aplicación y programas: tras sincronizar tu Curvy 1+ con la aplicación podrás probar distintos patrones predeterminados que ofrece.
  • Aplicación y control en vivo: tras sincronizar tu Curvy 1+ con la aplicación podrás controlar el juguete con una pantalla que te permite subir y bajar la vibración y la succión a tu criterio. Puedes crear tus propios patrones y, si quieres, guardarlos para usarlos de nuevo.
IMG 4463, Hay una lesbiana en mi sopa

La aplicación es muy fácil de utilizar y está supercuidada. Sincronizar tu juguete te llevará unos segundos, y luego solo necesitas buscar la opción que mejor te encaje. Yo te recomiendo que la explores, porque tiene algunas funciones interesantísimas. Por ejemplo: puedes hacer que Curvy 1+ te estimule al ritmo de tu canción favorita o el ruido ambiente. Ni te cuento lo bien que me lo pasé el viernes con los golpes de las obras de enfrente…

También puedes ver patrones creados por otras personas, descargarlos y reproducirlos o, como te comentaba arriba, diseñar unos propios. Me ha gustado especialmente esta función, porque personaliza la experiencia y se adapta a tus necesidades. Incluso puedes compartirla con la comunidad. Además, tienes la posibilidad de que tu amante lo controle desde donde esté. Solo necesitará bajarse la aplicación y crearse una cuenta.

IMG 2627, Hay una lesbiana en mi sopa

¡Ah! Tiene una función que es para crear un código seguro, así se garantiza que se le va a dar un buen uso a la aplicación. 

En cualquier caso, con sus dos motores la capacidad orgásmica es altísima. Tienes 11 intensidades, 10 modos y 60 minutos de juego dedicados a ti y a tus zonas de placer. Hasta bajo el agua, porque es impermeable y se carga con su cargador magnético en algo más de dos horas.

IMG 4466, Hay una lesbiana en mi sopa

Todavía me acuerdo de mi primer succionador, que competía con la batidora a ver quién hacía más ruido. Ha costado, pero creo que Curvy 1+ es de los que más se acerca al modo discreto. Lo notarás sobre todo en contacto con la piel, casi casi no se oye.

IMG 4479, Hay una lesbiana en mi sopa

Satisfyer ha cambiado el packaging de los productos. Ahora los juguetes van más protegidos en una caja bonita de cartón rígido. Sigue faltándome una bolsa de tela para guardarlo, a pesar de que la misma caja está bien para almacenarlo.

Para terminar: ¿qué tal la relación calidad-precio? A mí me parece que es muy buena. La marca tiene unos precios competitivos y los juguetes son cada vez más avanzados.

IMG 4468, Hay una lesbiana en mi sopa

En definitiva: Curvy 1+ es un must si sabes que los succionadores son lo tuyo. Es el siguiente paso a los primeros modelos de la marca, pues tiene un acabado más cuidado y funcionalidades extra para disfrutar de largas sesiones de amor propio.

Consigue tu Satisfyer Curvy 1+ AQUÍ.