2022 ha sido un año muy bueno para las mujeres LGBT en la ficción. Seguimos escalando en representación en las series y películas, y a veces los guionistas hasta lo hacen bien y nos dejan disfrutar de las tramas sin que tengamos que estar agarrando el cojín, pensando cuando van a matar a la única lesbiana de la serie. Lo típico, vamos. Entre todo lo que he visto estos últimos meses (que tampoco ha sido muchísimo, no nos engañemos), me gustaría destacar unas cuantas series.

A league of their own

¿Una serie sobre un equipo de beisbol femenino, remake de la película de los 90 de Geena Davis? I’m in. A league of their own ha resultado no solamente ser tremendamente entretenida, sino una serie llena de croquetas, de mujeres diversas y de humor, muchísmo humor. La vi de una sentada y se me hizo brevísima. Amazon todavía no ha confirmado una segunda temporada, pero las cifras fueron muy buenas. Hay esperanza.

The white lotus

Cuando se estrenó la primera temporada, que por cierto no tuvo ni la mitad de impacto que la segunda, no conseguí entrar en su día, así que la abandoné miserablemente. Por cosillas (cosillas= Sabrina Impacciatore) quise retomarla y, ah, ahí sí. Del tirón. The white lotus es una serie tremendamente disfrutable, con un montón de detalles ocultos, y que recomiendo sobre todas las cosas.

Hacks

La he visto en algunas listas de lo mejor del año, y no es para menos. Hacks, la serie de HBO sobre una joven guionista y una vieja gloria del humor, es inteligente, sarcástica, imprevisible y, sobre todo, DIVERTIDA, que no es algo demasiado frecuente en la televisión actual. No tardará en estrenarse la tercera temporada y ahí estaré yo, devorándola.

Solo asesinatos en el edificio

Si quieres una serie que te abrace, esta es la tuya. Heredera de los podcasts de True Crime y de las aventuras de Agatha Christie, Solo asesinatos en el edificio te deja una sensación calentita tras cada episodio. El trío protagonista se hace querer enseguida y pese a que la trama de Cara Delevingne no termino de entenderla, se merecía estar aquí.

Para toda la humanidad

Como serie innovadora, bien hecha, que te tiene en tensión, que no deja que te levantes ni a por agua, y con la que sufres a la par que te satisface, aquí está Para toda la humanidad. Esta tercera temporada es un poco over the top, pero pocas series me han hecho disfrutar tanto viéndola y me han obsesionado tanto. Si no la has visto, te la recomiendo encarecidamente.

Harley Quinn

Para no ser alguien a la que le flipe la animación, la serie de HBO sobre Harley Quinn me ha entretenido muchísimo. La serie está basada en las aventuras de Harley una vez deja (por fin) al Joker y se establece por su cuenta. Loquísima, sin tregua, con mucho lore de Batman detrás y, por supuesto, con un romance a fuego lento que me ha hecho aplaudir con las orejas.

The sex lives of college girls

Si Mindy Kaling está detrás, es garantía de que me va a gustar. La serie es lo que promete: aventurillas de universitarias en su primer año en Essex. En esta tercera temporada Leighton ha salido definitivamente del armario y sigue tomando las mismas decisiones regulares de siempre. Tengo muchas opiniones sobre el final, pero eso no quita para que me haya gustado muchísimo.