Hasta hace quince minutos pensaba que me iba a dar un infarto de tanto esperar la segunda temporada de Orange is the New Black. Pero eso era antes de ver las fotos promocionales que salen en el número de febrero de Elle. Si no me creeis… juzgad por vosotras mismas. Laura Prepon, Taylor Schilling… no falta ninguna, y cada una más guapa que la anterior.

21 Comentarios

  1. Vale, pero… ¿Por qué se tienen que poner tan rematadamente maqueadas a la usanza heteronormativa, hiperfeminizadas? De no ser por el fondo, podría ser perfectamente el cartel promocional de Sexo en Nueva York.

  2. Ya, se lo que quieres decir… Pero hay que tener en cuenta que es Elle, lo raro sería que no salieran vestidas cómo para una alfombra roja. De todos modos, están guapísimas, esto es un hecho.

  3. No sé si estoy de acuerdo, ¿salen en la revista por guapas o por protas de la serie del momento? Si es por lo segundo, no entiendo porqué cambian las pintas de sus personajes para adecuarse al estilo Elle. Algo falla.

  4. Uhm, a ver, no lo he puesto en post, pero los vestidos que llevan son de colecciones de diseñadores. Aquí, realmente, no están ni por protagonistas ni por guapas, están posando cómo modelos pq son famosas. Si estás fotos salieran en, no sé, fotogramas, alucinaria, porque lo normal es que ahí si salieran con el mono naranja. Pero, insisto, es Elle, es una revista de moda, donde muestran moda, por más que las modelos sean estas u otras.

  5. Mi opinión es que no solo tratándose de esta revista sino de cualquier otra, las actrices en la vida real no tienen por qué necesariamente compartir modo de pensar y de ser de los personajes a los que representan. Es decir, en una serie de nazis, los actores no seran de ideologia nazi ni una serie o pelicula sobre violencia doméstica hace que el actor sea un maltratador en la realidad. Es por ello que por mucho que nos encante la serie, no deja de ser una ficción incluso para ellas, que en su vida actuaran lo feminizadas que hayan sido siempre y lo maquilladas que probablemente les hayan dicho para salir en portada.

  6. Aunque pueda ser lícito por la publicación, creo que le quita todo el encanto a la serie, que salgan gualtrapas, despeinadas ( y aún así podamos considerar que son guapas, eh)… ¿En cuántas series podemos ver a mujeres sin toneladas de maquillaje o modelitos? Elle nos quiere vender un único modelo de feminidad y belleza y eso es un poco triste. Solo por incitar a la reflexión 🙂

  7. Cualquiera diferencia realidad de ficción. El asunto que chirría radica en que Elle le robe todo el encanto a la serie (aunque posen como actrices, hay un claro guiño a la serie y me quedo algo: ¿y el mono naranja?) y lo peor, que nos venda que ese es el ideal de belleza femenino.

  8. Estoy de acuerdo contigo y por ello es por lo que creo que ya carece de sentido comentar este tipo de acciones por parte de este género de medios sabiendo lo que hay. Una absoluta oda a la construcción social del género, los estereotipos y las personas cortadas por patrones heredados de siglos considerados «menos desarrollados». Es de lo más normal. Y sí, eso es lo que duele, que lo siga siendo. Pero el negocio es el negocio ¿No? …
    Por otra parte la serie también tiene sus cosas, que si hubiesen puesto como protagonista a alguien más parecida a la auténtica Vause, no sé yo si tendría tanto éxito. Es muy triste cada vez que pienso que vivimos dentro de esto y estas cosas son tan normales de ver que la mitad de veces pasan como eso, normales.

    Y por cierto, a mí me gustan más en la serie, sobre todo Nikki 🙂

  9. No sé, Ananónima, yo pienso que hay que distinguir lo que hacen las actrices en estas labores de promoción y lo que es la serie. Orange is The New Black es, en sí misma, una serie muy pro-mujeres en todos los sentidos. No veo por qué las actrices tendrían que posar con el mono de la prisión en una revista como Elle. Es que la revista en sí misma va de eso. Si me dijeras que es un medio cultureta, pues aún… pero, vaya, que no es la primera vez ni la última que una actriz hace un papel lésbico y luego la vemos posando vestida a la moda en cualquier revista. Pienso que es muchísimo peor (y que ahí sí entiendo que la gente se indigne) cuando posan para publicaciones como Maxim, con esas poses pornográficas, vestidas con un trapo que les cubre nada, etc. Siendo feminista como la que más, de veras no entiendo por qué estas fotos han generado esta polémica. ¿Acaso estas mismas actrices no visten así en las alfombras rojas de los Emmy, los Globos de Oro, etc? ¿Deberían llevar el mono de la prisión también a esos eventos? ¿Por qué entonces la gente no se indigna cuando van así vestidas a estas galas? Es que no sé… no lo veo, lo siento. Pero es solo mi opinión, lógicamente 🙂 Respeto total a todas las opiniones, como siempre hacemos en este blog!

  10. Está claro que salen por protas de la serie del momento, pero, por ponerte un ejemplo, yo no veo a nuestra querida Sarah Paulson (lesbiana, por cierto) saliendo caracterizada en las revistas solo porque actúa en American Horror History. Ni Naya Rivera (Santana) sale con pompones y minifalda porque es animadora en Glee. Y tampoco veo a Tatiana Maslany con las gafas y las rastas para ser fiel a su personaje lésbico en Orphan Black (aunque en el caso de Tatiana es cierto que tiene donde elegir jaja). ¿O sí? Es que como esos te puedo poner mil ejemplos. ¿Que es una revista femenina? Sí. ¿Qué acentúa estereotipos de los que todas estamos cansadas? También. Pero es lo que dije más arriba… si nos vamos a sentir ofendidas porque posen así para Elle tendríamos que exigirles también que vayan vestidas con el mono naranja cuando recojan el Emmy al que seguramente estarán nominadas… ¿o no? ¿Dónde está el límite? ¿En qué momento empieza a ser incorrecto que las actrices posen de esta manera? Me gustaría que compartieras tu visión sobre estas dudas que se me plantean, porque el tema ha despertado mi curiosidad. Un abrazo!

  11. A veces nos olvidamos que son actores y actrices haciendo su trabajo, como nos gusta rizar el rizo. En fin…
    Espero que en la alfombra roja vayan de presas y con la bola encadenada nada de Armani, Versace jajajajajaja 🙁

  12. Aunque a mí personalmente estas fotos me resbalen (la mujer de imagen hiperfeminizada no es exactamente mi tipo) y la de la cocina me repela no me ofende especialmente que una publicación como Elle las saque. Tendría que molestarme la revista entera, por esa regla de tres. Sencillamente nunca he prestado atención a este tipo de prensa :No forma parte de mi mundo. El cambio social profundo que ayudaría a erradicar la imagen de la mujer cosificada como objeto lúbrico o como tonta del culo, no creo que lo vayamos a disfrutar nuestra generación, yo ya me he hecho a la idea. Puestos a ofenderse, me parecen mucho más condenables esas campañas de spots para Balay(si no me equivoco de marca) que dirigió Julio Médem no hace tanto. El bueno de Julio, no sólo devolvía a la mujer a la cocina: También le ponía revoloteando alrededor a dos o tres maromos (algo así como ángeles guardianes que aparecen en tu casa si te compras un lavavajillas) que arreglaban los desaguisados que la incauta mujer iba provocando a su alrededor porque está demasiado buena, o MILF, o lo que sea, como para saber freir un huevo sin incinerar todo el chalé. Todo con un estética superelegante y supercinematográfica y superguay. Eso se conoce como ‘meterla doblada’ y es mucho más peligroso y denigrante que el que unas actrices se calcen unos vestidos glamurosetes para una sesión de fotos para una revista de moda. Para una revista que se dedica a eso y no a otra cosa. ¿Que se pierde el clima y el encanto de la serie? Pues claro, nadie puede esperar nada más del concepto ‘tíasposandoparaelle’. Ya digo, me preocupan más los mensajes soterrados, capciosos y subliminales que alguno que e otro va dejando caer.

  13. Yo no quiero entrar en polémica pero algo es innegable ……Laura Prepon y Taylor Schilling están guapísimas en las fotos!!

  14. No! 😀 Si yo había pasado completamente de las protagonistas de esta campaña publicitaria y si llevaban mono o chinchilla. En realidad, más bien estaba comentando a lo que hablaba Bárbara de Elle y todos estos medios, por el género en sí y el ideal de belleza que existe. Y tampoco culpo a Elle, sino a los siglos de lavado cerebral que llevamos encima. Porque como ser humano me estigmatizan por lo que soy, me hacen exigirme unos cánones y unos valores sin sentido y cambiar o seguir rituales para convertirme en lo que debería ser para ser algo. Lo que duele exactamente es la frustración que da ser consciente de esto, de que estás envuelta en esto pero aún así, es algo de lo que cuesta muchísimo desvincularse.
    Está claro que las chicas son actrices y otras personas muy distintas a las que son en la serie. Que la cosa es esa, que no critico que aparezcan así, ni otras modelos, ni nada, ni si quiera lo de Maxim, es que es muy «normal», tan corriente que si Bárbara no lo hubiese comentado no me habría parado a pensar en ello, porque justamente ni me ha parecido raro ni me ha molestado. Por eso me he parado un poco a pensar en ese significado de «normal».

    Y oye! Pues yo me alegro de que se generen estas charlitas! Me gusta pasarme a echar un ojo despreocupadamente y que de repente algún comentario me haga pensar en algo en lo que no he reparado. 🙂

    …Aunque la verdad es que me gusta más comentar chorradas. Y repartir amor, mucho amor. jajaja

  15. Que guay!!! SALE LA GALLINA!!!
    A parte de eso, se me ha caído la baba eh! (no dudéis de mi bollerismo XD)

  16. Ummmmm… se ha organizado un buen debate aquí, eso está bien, que la peña se exprese 🙂

    Yo la verdad es que no sé que decir. Elle, Cosmopolitan, Vogue y demás revistas del gremio siempre me han parecido veneno. El tipo de mujer que promueven me parece peligroso y muy muy dañino. Siguen vendiendo que la mujer no es una persona completa si no es capaz de llegar a todo, trabajo, casa, familia (todo ello estando fabulosa todo el día y eternamente joven calzando una 38, obviamente), y sobre todo y por encima de todo, que no estará completa hasta que no tenga un maromazo a su lado al que hacer feliz a base de comiditas y felaciones, que ponga fin a su búsqueda y la realice, por fín, como persona humana. Me parece peligroso el tipo de mujer que fomenta, que no deja de ser la perfecta ama de casa de los años 60, sólo que aderezada con temas picantones, que para eso hemos evolucionado.

    Teniendo en cuenta ese detalle, yo no le veo nada malo al reportaje; es la revista Elle! es una revista de moda, y especialista en sacar a las damas del momento vestizas con trapitos fashion; ¿cuál es el problema? Esta vez les ha tocado a ellas porque la serie ha sido un bombazo, igual que por sus páginas ha pasado todo Cristo que alguna vez ha estado de moda en Hollywood. Obviamente no las van a sacar hechas un cromo, porque eso no cuadra con la linea editorial de la publicación. Van hiperfemeninas, ¿y que? ¿por qué lo lésbico no puede identificarse con lo hiperfemenino? ¿tendrá que ver el culo con las témporas? Creo que tan malo es heteronormativizarlo todo (¿existe esa palabra? bueno, si me la he inventado no creo que venga ningún miembro de la RAE a darme una colleja), como llevarlo al extremo contrario. Como no soy hetero no puedo vestirme o tener comportamientos que las convenciones sociales identifican con lo hetero… eso me parece salirse un poco del tiesto. Afortunadamente las mujeres somos tan complejas y distintas que es imposible meternos a todas en un mismo saco. Hay lesbianas hiperfemeninas, que las gusta vestir a la moda y subirse en unos taconazos y no por eso son menos lesbianas que las que responden a otros perfiles, por cierto, tan estereotipados como los demás.

    Y… vamos, a mí Laura Prepon me susurra algo al oído con esa voz rota que tiene, aunque sea la lista de la compra, que me da igual que vaya de Dior o de mercadillo, a mí se me alteran las extrasístoles cosa mala babasbabasymasbabasssssssssssss

  17. Como ya se ha dicho, es ELLE, una revista sin ningún interés para mí. Van con los modelitos más fashion y son portada porque son las chicas del momento y venden. ¿Debería existir un revista como esa, que eterniza los tópicos sexistas? Es un debate abierto. Lo que sí que hay que reconocer es que salen guapísimas.

    Ahora bien, después de lo que he leído por ahí de Laura Prepon e investigar (más bien cotillear) un poco por esos cibermundos, me da la sensación de que está muy a gusto en una revista como ELLE. Y ya si hablamos de la cienciología…pfffff.

Comments are closed.