Arranca la temporada tal y como terminamos la anterior; casi todos han logrado escapar de La Autoridad Vampírica tras el rescate de Bill, Eric, Pam y Jessica, aunque algunos parecía que no querían ser rescatados del todo; como Bill, que se ha bebido toda la sangre de Lilith (el primer vampiro según La Biblia Vampírica) y ha muerto y renacido convertido en algo que nadie tiene del todo claro, pero que es superpoderoso y parece que quiere merendarse a sus rescatadores, que consiguen escapar más que nada porque Billith les deja huir. En el momento en el que se sienten seguros, como en un anuncio de compresas, se paran a charlar sobre qué coño ha pasado con Bill, pero nadie sabe realmente quién es y en qué se ha convertido, con lo cual los nervios y la tensión acumuladas hacen que hayan un par de peleas que terminan con que Jason se va porque no quiere saber nada más de vampiros, excepto que quiere asesinar a Warlow (el vampiro que asesino a sus padres y que al parecer es creación directa de Lilith por lo que debe tener más años que Matusalem), Eric vuelva a gritar a Pam haciendo que ésta se vaya ofendida con Tara detrás para consolarla (sólo decir que, cuando vuelven, Tara se está abrochando los pantalones), Jessica destrozada porque no sabe qué ha sido de su creador y Sookie intentando consolarla siendo insufrible. Cuando parece que cada uno va a irse por su lado, Jessica es convocada por Bill, pero en lugar de serlo como siempre, empieza a vomitar sangre y a retorcerse de dolor mientras Eric intenta que no vaya. Finalmente Sookie la salva diciendo que ira a llevarla ante Bill, con la ayuda de Eric o sin ella; y como Eric está enamorado de ella, pues va, llevando a su hermana y haciendo que Pam vuelva al Fangtasia junto con Tara.

Mientras tanto y debido a que las fábricas de True Blood han sido bombardeadas, en el estado de Louisiana el Gobernador Truman Burrell ha decretado una ley que cerrará todos los locales dirigidos por vampiros y que les prohíbe salir de sus casas, tumbas, criptas o whatever durante la noche para intentar que no mueran más humanos, cosa que no pone contentos a nuestros colmillitos favoritos. A pesar de todo eso, el mismo que ha prohibido que los vampiros salgan quiere reabrir una fábrica de True Blood en su estado, alegando que no quiere ni su nombre en ningún sitio ni beneficio alguno, simplemente quiere que los vampiros dejen de comerse a sus votantes para que éstos le vuelvan a votar y los vampiros vuelvan a ser unos pacíficos civiles que pagan sus impuestos como todo buen hijo de vecino.

Aunque no se vea Hay una chica arrodillada entre ellos

Por otro lado, nuestro querido Alcide se come al anterior líder de la manada después de romperle el cuello (un amor de hombre, ¿verdad?) y se convierte así en el nuevo líder de la manada, haciendo que todas las féminas suspiren aún más por él y dejándonos escenas que parecen sacadas de cualquier película porno de esas con escenas lésbicas que acaban convirtiéndose en dos mujeres para un tío. Supongo que de eso va ser el Alfa de la manada, ¿no?

Y del porno, nos vamos al drama… Porque esta serie es así. Al inicio de esta entrada os he dicho que casi todos consiguen salir con vida de La Autoridad Vampírica, y con ese todos me refiero a que hemos perdido a Luna. Gravemente herida en su interior por la transformación en otro ser humano, Sam ha intentando salvarla arrastrándola mientras cargaba también con su hija, pero finalmente la tienen que dejar porque van a ser atrapados y Luna lo único que quiere es que su hija esté a salvo, así que hace que Sam la deje y le obliga a cuidar de su pequeña licántropa, convirtiéndole así en un padre forzoso que aún no acabe de comprender del todo en el berenjenal en el que se ha metido.

Pero él no es el único que se ha visto siendo padre de la noche a la mañana. Andy Belleflour, el sheriff torpe y algo raro de Bon Temps, hace una semana tuvo sexo con un hada y ahora ésta ha vuelto para dar a luz y encargarle la protección de los cuatro retroños con poderes que han engendrado y que, un día eran bebés llorones, y a la mañana siguiente iban correteando por la casa y llamándole «papi» para despertarle. Atentas a esa nueva familia, promete diversión.

Jason, como siempre, es tonto y acaba subiéndose en un coche tras largarse hecho una furia lejos de todos esos vampiros. Al principio vemos que el chico está desconfiando y que tiene la pistola en la mano, pero recordad que ya he dicho que es tonto, así que hace gala de su idiotez que es merecedora de entrar en los Darwin Awards en breve, y acaba contándole toda su vida con gustos y disgustos, vampiros y licántropos, hadas y cambiaformas… Bueno, quizás he exagerado, pero abre la boca tanto que el buen samaritano que le ha recogido en la carretera se da cuenta de quién es y se presenta con su nombre; Warlow, haciendo que Jason le pegue un disparo que acaba en la nada porque vemos como se evapora ante nuestros ojos y los del tontorrón hermano de la prota. Si es que llevar sangre de hada no puede ser bueno…

Tras la orden de cierre de los negocios vampíricos, los SWAT (o eso parece), se plantan en el Fangtasia y avisan de que van a cerrarlo por el nuevo decreto ley número blablabla, haciendo que Pam se enfade y que Tara se enfade aún más, saliendo a defenderla y recibiendo un disparo que no sabemos qué consecuencias tendrá, pero que a dejado muy preocupada a Pam y ha hecho que las fans del pairing den palmadas con las orejas porque, por un momento, parecía que no nos iban a dar más material.

Eric yéndose en un patinete invisible.

Eric le devuelve la casa a Sookie tras dejarla en ella a salvo. Sookie se lo agradece retirándole la invitación a entrar porque quiere recuperar su vida de camarera que lee el pensamiento y nada más; lo más normal del mundo cuando descubres que eres medio hada y que hay un vampiro de 3000 años que quiere comerte y un ex novio que ahora es la reencarnación del primer vampiro… Pero bueno, cada uno intenta volver a su vida normal como puede. Nora, que lo está viendo todo, se da cuenta de que su hermano se ha enamorado de ella. Obviamente, se burla. NOR-MAL. Es que es para reírse de él, pero omitiremos eso porque el personaje mola mucho.

Finalmente, y tras mucho sufrimiento por parte de Jessica, ésta llega ante Billith que parece haber recuperado la calma y ha dejado de ser un monstruo vengativo, aún así Eric y Nora, van a asesinarle, pero ahora Super Billith es inmortal, porque tras acercarse de forma amigable diciéndole a Jessica que quiere a Bill, le estaca atravesándole de un lado a otro, pero para él una estaca es como para nosotros una picadura de mosquito; molesta, sí, pero no pasa de ahí. Al final Jessica se pone del lado de Bill y éste echa a todos de su casa creando un terremoto extraño que los acojona a todos. El día en casa de la happy family poseída por espíritus vampíricos ancestrales, acaba con una conversación muy padre-hija en la que, a pesar del miedo, Jessica y él afianzan sus lazos para que luego Bill sea poseído de nuevo por una Vampirísima Trinidad de Liliths que a saber qué le van a causar.

Lo que más me ha gustado:

Conversaciones sobre vampiros que son como superman by Jason, cuando éste descubre al nuevo Billith. Es medio tonto, sí, pero le amamos porque es divertido y adorable.

Las batallas de egos, que hay de todos los colores y formas, pero sobre todo entre Nora y Pam que chocan mucho por el amor que ambas tienen a Eric.

Conocer por fin a Warlow y que sea Rutger Hauer me ha dejado bastante anonadada. Es un gran actor y un gran malvado, así que espero mucho de esta nueva temporada.

El Billith, yo que era una gran fan del Locke/humonegro, agradezco estas cosas raras que hacen las series, siempre que las hagan bien.

Que a pesar de todo Jessica se quede con Bill. Es su creador y, como una vez dijo Eric «Nadie puede comprender el lazo que hay entre un vampiro y su creador.»

La nueva familia de Andy, creo que esas cuatro niñas pueden dar mucho juego, aunque espero que no nos metan mucho drama con ellas, porque no lo llevo bien.

Pam siendo sarcástica y mordaz incluso cuando está dolida.

Lo que no me ha gustado:

La escena de Alcide con Danielle y Rikki. Puedo entenderlo y ha sido agradable ver ese beso y toda esa carne, la verdad, pero no.

Pues creo que eso es todo… Me ha gustado mucho la vuelta o soy una fangirl loca, así que esto es todo y espero vuestras opiniones sobre todo lo que queráis soltar aquí.

2 Comentarios

  1. Me encantó el inicio de temporada de esta serie, creo que va a ser una temporada bastante atractiva a pesar de la cantidad de capítulos está bastante interesante y entretenida la lucha entre humanos y vampiros me encanta.

  2. La verdad es que a mi parecer, todas las temporadas de True Blood prometen cosas buenas, pero la idea de que ahora los humanos tengan tanta fuerza también me ha gustado mucho. Ya veremos cómo se desarrollan las cosas y gracias por comentar 🙂

Comments are closed.