Lena Dunham 1024x512, Hay una lesbiana en mi sopa

Lena Dunham es uno de esos personajes que no deja indiferente a nadie. Unos la critican por salir desnuda en Girls, algunos la ven como la que mejor ha sabido plasmar a una generación en una pantalla, la aman, la odian… en fin, hay de todo, pero la realizadora y actriz siempre genera algún tipo de reacción. La última, al recibir el premio Horizon en reconocimiento a su trabajo en pro de los derechos LGBT, donde habló de su hermana, lesbiana, y de la decepción que supuso reconocerse como heterosexual:

Me llevé una gran decepción cuando crecí y me di cuenta de que me sentía atraída por los hombres. Así que cuando mi hermana salió del armario, pensé «Gracias a Dios, alguien en esta familia que de verdad representa mis pasiones y mis creencias».

Hay que reconocer que a mi Lena me cae en gracia, y estas palabras suyas me han hecho muchísima gracia, porque me la imagino perfectamente diciéndolas desde lo más profundo dle corazón. De todos modos, minipunto para ella, porque estamos más que acostumbradas a que pase exactamente lo contrario, que te lleves el chasco de tu vida al darte cuenta de tu homosexualidad. Dunham no fue la única que ofreció apoyo a su hermana en su familia:

Nosotras fuimos criadas en un entorno, el mundo artístico de Manhattan, en donde nadie esconde su orientación sexual, y una pregunta común para un niño de 4 años es «Mamá, ¿esas mujeres salen juntas? La salida del armario de mi hermana fue muy poco angustiosa, todo lo que algo que envuelva al sexo puede ser. Los adultos de su entorno se aseguraron de que no sólo era aceptada, sino adorada por quien es.

Deberían darle el premio no sólo a Lena, sino a la familia Dunham al completo. ¡Viva los Dunham! ¡Lena, preséntanos a tu hermana, que queremos a tus padres de suegros!

 

Vía: Hufington post. 

9 COMENTARIOS

  1. Pues pienso que no me gustaba en su día Candy Candy, y pienso que quejarse de no tener por qué ser apaleado es un insulto a las que hemos pasado malos ratos. Y, si tengo que decir lo que me pide el cuerpo, solo puedo decir que el hartazgo de zorraspas me come la moral. Me aburro de payasas que salen del armario y se arrepienten, que son lesbianas y luego las tias les dan cosita, que son hetero pero querrían ser bolleras,… Ahhh!!! si, yo y mi panacea, es verdad, me cae mana del techo y todo el mundo me quiere, me adora y me compra una lora…. y que no voy a utilizar la maldición gitana «jay asíestesdosmesessincagar!!!» pero voy a utilizar mi maldición bollera «quetejodanyestescuatroañossincorrertezorrahipocrita!!!» …… Ufffff, y ahora un ratito de yoga jajajajaj

  2. Te entiendo completamente, no es muy «cómodo» (por decirlo de alguna manera), que cuando le digas a alguien que eres lesbiana, vengan estos y digan algo como: «¿Oh, en serio? Como me hubiese encantado ser lesbiana, que lo llevan bastante fáciles ustedes…» ó «¿Qué eres lesbiana?, ok, pero dime, ¿Cómo me vuelvo una también?» me dan unas ganas de darle un abrazo, bien fuerte y con mucho amor, en el cuello y con una soga!! Ese tipo de personas no sabe los malos ratos que uno pasa por el enfoque general que tiene la sociedad, no sabe los rompederos de cabeza que uno se da para tratar de negarlo (al menos en mi caso) o tenerle miedo a como va a reccionar la familia (y que al final tus miedos estén bien infundados, porque realmente terminan reaccionando mal). Para mí eso es ser un hipócrita nivel:Dios. e_e
    GRRRRR!!!! Ya se me subió la bilirrubina.
    Iré por un café extrafuerte.
    Kara fuera, paz!!

  3. Yo voy a romper una lanza a favor de Lena. Si en su entorno ser gay no es un problema, y ella sabía que si salía del armario, en un supuesto, iba a ser totalmente aceptada desde el minuto cero, no veo tan descabellada la idea de, bueno, no verlo como un big deal y verlo como una idea más que atrayente. Es cierto que ser lesbiana viene con un plus de quebraderos de cabeza, pero realmente muchas veces vienen dados por el entorno, no por una misma. Es como cuando yo digo que me encantaría haber nacido en Suecia: sé que es imposible, que es algo que no se puede cambiar, pero, oh, ojalá hubiera sido asi. Y ya está, a otra cosa. No sé, yo no lo veo tan grave.

  4. “quetejodanyestescuatroañossincorrertezorrahipocrita!!!” “jay asíestesdosmesessincagar!!!

    no leo esto ni con los ojos del Dioni

  5. A ver, grave no es lo que esta chiquilla dice mas bien cansino, y el colofon final:

    “Gracias a Dios, alguien en esta familia que de verdad representa mis pasiones y mis creencias”.

    Por ser hetero no puede sentir esas mismas pasiones y creencias???
    El lesbianismo esta tan mitificado para lo bueno y para lo malo… joder que somos todos iguales.

  6. A ver, que a mi esta chica me da igual, que tenga un trauma por no ser croqueta o que le guste el verde. El tema es que no es ella y acaba ahí. El tema es que hace dos días ser lesbiana significaba tener la lepra casi, y ahora nos hemos quejado de vicio porque ya ves tu cómo mola. Y me parece genial y estupendo que en EEUU y en la familia de esta chica lo peor del mundo sea ser hetero y vivan en una novela de Lola Van Guardia. pero no sé qué pensará una lesbiana del Líbano, de Rusia y de tantos países al leer esto, la verdad. Es gente con proyección internacional la que hoy es bisexual y mañana se ha cansado de las tías, las que rebozan como perras en celo delante de los fotografos y luego no son lesbianas, es que se aburrían, las que lo afirman y luego hacen declaraciones absurdas…. Ser sueca, seguramente no reporte lo mismo, no conozco mucha gente a quien le digas que eres Sueco y le falte tiempo para venderte en el trabajo o te deje de hablar, o…… Y la gravedad yo la veo en lo poco que esta gente piensa antes de abrir la boca, es como decir «joe, bolleras de Rusia, no sabeis la suerte que teneis por ser bolleras!!» Es cubrirse de gloria

  7. Pues yo me he llevado una decepción cuando he conocido a la mujer lesbiana tipo. Sin principios ni decencia, todas van pasando por las mismas camas sin ningún tipo de pudor. Nadie busca nada especial hoy día. Cada día pienso más seriamente que soy una lesbiana que no encaja en el mundo lésbico. No me identifico ni en pensamientos ni actitudes.

    Saludos

  8. Pues yo he conocido a bastantes y hay de todo. La lesbiana tipo que tu describes, no es la lesbiana tipo que yo conozco o he conocido. En su mayoría han tenido sus principios ( y los tienen), son grandes personas, muy buenas amigas, gente clara, de fiar y con o sin pretensiones sexuales según quién, cómo y cuándo… , en alguna ocasión no ha sido así y me la he pegado bien pegada. Es el ser humano y su variedad. Pero la verdad es que las experiencias propias, muchas veces, no son extrapolables a las vivencias de los demás. O quizá yo he tenido suerte, o quizá me dan alergia las zorras, tengan la inclación sexual que tengan jjajajaj Porque haberlas hailas, y como dicen en Galicia, si ves a la Santa Compaña (alias «zorrón»), no la mires, y pasará de largo… pues eso …

Los comentarios están cerrados.