AHS_Freak_Show_Cast_Art_Embed

Que Ryan Murphy tiene una imaginación desbordante es un hecho. Eso le ha servido a lo largo de su carrera para crear grandes series, como Popular, Nip/Tuck, Glee y, el caso que nos ocupa, American Horror Story. Porque, veamos, compilar todas las leyendas americanas sobre el horror, ya sean freaks de circo, casas encantadas, brujas al estilo Salem, o las mil y una historias más de la mitología popular para hacer una serie es una gran idea. El problema viene cuando, aparte de formular la idea, te empeñas en dirigir la serie. Murphy es un ser caprichoso, como una hoja al viento, que deja que sus gustos temporales manejen las temporadas. Y eso es un problema, porque luego pasa lo que pasa.

Qué bien hice en irme a los diez minutos
Qué bien hice en irme a los diez minutos

En esta temporada, más que en ninguna, se ve claramente esto. Empezó bien, con una idea estupenda, la de recuperar la tradición de Freaks, esa película de espanto que es ya un mito, pero enseguida, una vez formulada la presentación, se dejó ir. En el primer episodio conocimos a una troupe de inadaptados, como ya viene siendo común en todas las historias de Murphy, y en el segundo el caos se apoderó del argumento. Por más que hubiese tres tramas principales —Dandy, el payaso, el cazador de fenómenos—, las tres son inconsistentes en el tiempo, y no son capaces de soportar las tramas secundarias que, seamos sinceras, no nos importan nada y son más increíbles de lo habitual.

Normal que estés enfadada, Dot
Normal que estés enfadada, Dot

Porque, a ver, cuando aparece el primer cadaver en el pueblo, la policía va corriendo al circo a buscar al culpable. Sin embargo, cuando el padre de la chica lagarto aparece alquitranado y emplumado, la policía es incapaz de sospechar de los freaks. Los mismo freaks, por cierto, que tampoco se dan cuenta de que la llegada de Stanley está esquilmando la población de fenómenos. O que son incapaces, como en el caso de Bette y Dot, de tomar ninguna decisión por si mismas. O sea, te venden como esclava sexual y a ti te da lo mismo. Lo normal en Jupiter, Florida.

No busquéis esto en la serie porque no sale
No busquéis esto en la serie porque no sale

Por otra parte,  esta ha sido con diferencia la temporada que más uso de las escenas gore ha hecho, de manera, bajo mi punto de vista, totalmente innecesaria. La sangría, además, ha sido aleatoria e injusta, dejando sin redención posible a personajes que se la habían ganado a pulso. Y sí, estoy hablando de Emma Roberts, cuya muerte fue escalofriante y desmedida, y a nadie pareció , además, importarle. Muy mal.

ahs lesbian
Algo que ninguna sabíamos

 

Otro reproche (y van…) a la dirección de Murphy va directamente enfocado a cómo ha tratado la relación de los dos personajes lésbicos, y ultra secundarios, de la serie. Neil Patrick Harris es un mago que pierde la razón en la guerra, y a su vuelta se encuentra con que su mujer se ha enamorado de otra chica. ¿Y qué hace Chester? Pues las mata, claro. Qué menos. Las mata en una de las escenas más desagradables y sangrientas de toda la serie. Y, además, por si no nos había quedado claro lo horroroso que es todo, la repiten unos episodios más adelante. En esta ocasión no me voy a quejar en demasía de que las maten, porque aquí no queda vivo ni el apuntador, pero desde luego que el baño de sangre… sobraba.

Lana Winters

Esto tenemos que decirte, Ryan

El episodio final es ya el colofón del absurdo, con pistolas que no se recargan nunca en el safari particular de Dandy, flashforwards inconexos, decisiones estúpidas, como la del ejecutivo de la cadena que SABE que la cinta de Elsa va a salir a la luz pero le deja actuar en el especial de Halloween, y una escena final en la que todos los muertos le dan una palmadita en la espalda a Jessica Lange, en plan “venga, que no ha pasado nada”, aunque ella sea directa o indirectamente culpable de todas las desgracias acontecidas en la serie. Mención aparte merecen las resoluciones de las tramas de los supervivientes, con un Evan Peters y una Sarah Paulson abocados a vivir de los servicios sociales para toda la vida. Aunque como no nos explican nada, pues quizá tiene sentido en la cabeza de Murphy.

Bajo mi punto de vista, esta temporada ha sido una tomadura de pelo de dimensiones épicas. No ha tenido la frescura de Murder House, ni la increible consistencia de Asylum, que pese a tener tramas incluso más locas que esta, al final todo cobraba un sentido, ni la exquisita belleza y girl-power de Coven. Prometía mucho, nos contaron que era algo nunca visto antes en televisión. Y, quizá, no hubiese pasado nada si no los hubiésemos visto.

9 Comentarios

  1. Es que aún hay gente que no ha escarmentado. ¿Aún hay alguien que duda de la misoginia galopante del amiguito Murphy? Todas las mujeres de sus AHS o son unas inútiles, unas locas del coño, o unas histéricas o unas bolleras infectas que merecen morir entre terribles sufrimientos; o si sobreviven, que lleven encima la losa de los terribles sufrimientos, o diossabeque pero todo muy malo. Puede que sus ideas primigenias sean buenas, pero después no sabe llevarlas a buen puerto. Se le va la pinza más que a mí cuando me ponéis gifs de Lena Headey poniendo caritas, que ya es decir.

  2. Totalmente de acuerdo, ya que por fin ha terminado podemos decir de una vez por todas que esta sin duda alguna es la peor de todas las temporadas, y como todavía me venga alguien diciendo que Coven tal o Coven cual, les voy a echar en cara FreakShow, porque no hay dios que la trague.

    Como siempre Murphy sabe vender y venderse muy bien y con los pequeños anuncios promocionales nos puso la miel en los labios, la misma que se desvaneció por obra de magia tras los primeros episodios y sobre todo cuando el “malo malísimo” pasó de ser el payaso que daba una grima y cuya historia lacrimógena es de lo mejor de la temporada, a ser el niño mimado que uno se extraña no le hayan cruzado la cara mucho antes. Y como con esto todo, personajes peor definidos que nunca, que aunque tuvieran un poco de carisma, debido a sus acciones por momentos ridículas perdían todo interés, incluso he sentido (y es triste que yo lo diga) que el personaje de Sarah Paulson no sé si sobraba pero poco provecho tenía ¡que horror!

    Pero eso sí, nada más horrendo que la traca final con la incorporación espontanea de Neil Patrick Harris en un intento de salvar lo insalvable, culminando con episodio final más absurdo imposible que cierra tramas pronto y mal.

    Yo lo tengo claro, lo único que ha hecho bien Murphy fue Popular (algún día hablaré de ella) y se la cancelaron no sé por qué tras dos temporadas, a partir de hay se le subió la tontería a la cabeza y ya no ha habido manera de hacer carrera de él.

  3. Parece que he tenido la fortuna de no caer la tentación (de hecho, ni siquiera la tenía) en ver las dos últimas temporadas (Coven y FreakShow) ya que las críticas no son para tirar cohetes.

    Pero coincido contigo en una cosa: “Popular” fue la única cosa que hizo realmente bien. La historia Sam y Brooke es épica… Creo que fueron la primera pareja que “shippeo” (cuyo término no descubrí hasta muchos años después en la maravillosa era de Internet). Sí, no era canon pero maldita sea, juntas echaban chispas, tanto si sean archienemigas como si sean superamigas. Cómo detestaba a la odiosa Nicole (¡una actriz genial que sabía hacerse odiar! Por cierto en la vida real estuvo casada con una cantante conocida en los EUA y madre de dos gemelos. Creo que en la actualidad está separada).

    No recuerdo la causa de la cancelación pero sí me acuerdo de que el canal prometió una tercera temporada. Qué rabia me dio porque la segunda acabó con un final abierto. Lástima (o no si tenemos en cuenta el historial espectacular de las relaciones tratadas con finura de Ryan Murphy) porque en la tercera temporada Sam descubriría que era gay. Siempre podemos encontrar esta “faceta perdida” en los fics.

    Hace unos diez años, leí unos fics sencillamente espectaculares centrados en Sam & Brooke. Eso sí, en inglés. Si alguien quiere volver a soñar con esa pareja, podéis ir a este enlace: http://www.ralst.com/storiesPoP.html Mis autores favoritos son Green Quarter, Harper y AerySun. Recuerdo frecuentar otra web donde recopilaba todos los fics f/f de Popular pero no consigo encontrar el enlace (me temo que ha pasado a mejor vida).

  4. toda la nota me aprece perfecto menos lo de las lesbianas, estoy en desacuedo para mi si tenían que morir porque de es se trataba la locura de Neill Patrick y su muñeca y el baño de sangre al menos de la da mas concisitencia de terror al capítulo, por ejemplo yo hubier preferido que Dandy hubiera matado a los Freaks de forma mas escalofirante como quemarlos vivos en monton o algo así en lugar de simples balazos que salían magicamnte de la pistola.

    En cuanto a la personaje de Sarha Paulson ya me tienen hart que siempre le den finales felices, en Asylum se caso fue exitosa y se vengo de Bloody Face y mató a al hijo de éste con ella, en Coven fue la Suprema (y a mi parecer la pero temporada) y ahora se casa con Jimmy y tienen un bebé.

    American Horror Story more like American Happy Story.

    Lo demas pues si coincido.

  5. ¡Totalmente de acuerdo, coincido en todo! Es la peor temporada de todas, la más inconexa y absurda, me daba la impresión de que ninguna línea argumental avanzaba y todo era andar en círculos, con lo cual se me hizo tan pesada que estaba ya deseando que terminara… Quizá “Asylum” me pareció más gore y desasosegante, pero es cierto que su trama tenía mucha más coherencia y fuerza que la de “Freakshow”. Sí, una tomadura de pelo a todos los niveles que sólo ha salvado mi adorada Jessica Lange con su acento deutch. No veré la quinta temporada, y menos aún si ella no va a aparecer.

  6. Creo que exageras, yo la misoginia evidente que mencionas no la veo ni me parece que sea cierta… bien al revés, creo que en todas las temporadas de AHS las muejres juegan un papel protagonista, empoderado e independiente para las épocas en las que está ambientada la serie.

  7. Son protagonistas, no te lo niego. Pero, ¿has visto alguna que tenga la cabeza en su sitio? ¿o que no acabe fatal? ¿o que no sea una pusilanime?¿en serio no son de traca algunas decisiones que esas señoras tan poderosas de “Coven” toman? Yo aún no he visto ninguna mujer en AHS que esté bien de la cabeza. Las mujeres que aparecían en Nik/tuck también son, como se dice en mi pueblo, “pa’ echarlas de comer aparte” (que por cierto, que serie más desagradable loqueunaaguantaavecesporamorainsssssssssss). Y Popular estoy segura de que no desbarró porque no le dieron tiempo, que si no, seguramente estaríamos hablando en términos muy diferentes de esa serie. Que a veces te pongan de protagonista no significa que te traten bien. Podrán ser todo lo protagonistas y poderosas que quieran, pero no veo que sean bien tratadas, la verdad. Al menos es la sensación que todas las producciones de este señor me transmiten. Pero bueno, si todas pensasemos igual y nos diese la misma sensación todo, que aburrimiento de vida, ¿no? 🙂

  8. Ryan Murphy en las terceras temporadas que hace empieza a cojear, y en las cuartas la caga, Popular está bien porque no llegó a la tercera, jajajajajaja. En Glee la tercera temporada tuvo sus más y sus menos, y a partir de la cuarta fue pésima y luego la destrozó del todo.

    Y veremos las serie esta que va a empezar con Lea Michele (que personalmente ya me cansa mucho) y Adriana Grande.

  9. Murder house y asylum son obras maestra de este gran director, despues la serie pierse sentido y calidad, espero que en la quinta reapunte.

Comments are closed.