Fun home es esa maravilla de la narrativa gráfica que habla acerca de la propia autora, Alison Bechdel, su relación con su padre, quien en algún punto de su vida adulta desveló que era gay, y su propia homosexualidad. Cuando digo maravilla no es por usar un adjetivo a la ligera, en absoluto, sino porque es una de las obras a leer, por cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. Después de que hace unos meses se lanzara su adaptación al teatro, y que este mes se estrene esa misma obra en Broadway, la meca del teatro musical mundial, la autora, a petición de New York Magazine, ha dibujado un nuevo final para su historia, en la que habla un poco de cómo el musicalizar (?) su obra ha magnificado, y a la vez hecho más cercanos, algunos de los aspectos de su vida. Realmente emotivo.