Carol Y Susan Friends, Hay una lesbiana en mi sopa

Parece mentira que solo apareciera en quince episodios, porque la huella que ha dejado en la cultura popular es brutal. Hablamos, claro, de Jane Sibbett, Carol en Friends, y 50% de una de las parejas televisivas más queridas y recordadas, sobre todo dentro de la cultura lésbica, la formada por ella misma y Susan, y que se convirtieron en uno de los primero matrimonios entre dos mujeres vistos en pantalla. Eran los años noventa, la representación lésbica en series y películas estaba en pañales, y ellas dos (sí, y los guionistas, y los productores, y…) le mostraron al mundo que las lesbianas existimos. Y, por supuesto, no fue un camino fácil. La actriz ha concedido una entrevista en la que cuenta cómo tuvo que enfrentarse a críticas y al rechazo de su propio padre por interpretar a una mujer lesbiana.

Se hizo evidente poco después de [comenzar a interpretar a Carol] que de repente surgió la responsabilidad de poder enfrentarme a todas las personas que decían que esto estaba mal, incluido mi propio padre, que lo pasó muy mal con eso. Iba cara a cara con personas en programas de entrevistas en Estados Unidos, que decían, ya sabes, esto y esto y esta es la razón por la que no deberías estar haciendo esto. Tendría que desglosar las cosas por ellos. Y sentí que era muy importante para mí ser muy claro; el amor es lo más importante, de todas las cosas que posiblemente podríamos hacer, el amor es la forma más importante de avanzar para cualquiera. Entonces, esa era mi mayor responsabilidad, asegurarme de que la gente lo supiera

Interpretar a un personaje LGBT en los ochenta y noventa podía suponer el que tu teléfono dejara de sonar. Esto fue lo que le pasó a Ellen, que estuvo tres años sin trabajar en televisión después de salir del armario por partida doble, pero también a Laura Dern, quien interpretara a su interés amoroso en el episodio de dicha salida del armario. Mala publicidad, lo llamaban. Afortunadamente los tiempos cambian.

Vía: Screenrant