La zaragozana Adriana Abenia es uno de los rostros más habituales de la televisión. Su desparpajo y simpatía se han convertido en su seña de identidad, pero no todo se queda ahí. Adriana mantiene un blog en el medio 20 minutos, y desde ahí se ha lanzado a denunciar no sólo los ataques violentos producto de la homofobia, sino también la homofobia de los pequeños actos y comentarios. Y para publicitarlo, nada mejor que esta imagen, besándose con una amiga.

«La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia, sí; y hasta que encuentren una cura para esta, no me ensañaré más, porque los homófobos, al fin y al cabo, también sois personas», afirma la propia Adriana para cerrar su post.

4 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.