GLOW, Hay una lesbiana en mi sopa

GLOW (Gourgeous Ladies of Wrestling) fue un programa de televisión que congregó a un amplio público delante de la pantalla entre 1986 y 1989, una especie de Pressing Catch en el que las luchadoras eran mujeres. Actrices, modelos y cantantes se subían al ring en el programa americano que intercalaba sus luchas con looks ochenteros con sketches cómicos que encandilaron a la audiencia. Treinta años después, la maestra artesana que nos ha regalado Orange Is the New Black, Jenji Kohan, se ha embarcado en un nuevo proyecto en Netflix basado en el programa de los ochenta.

Ursula Hayden, más conocida como “Babe The Farmer’s Daughter”, su título cuando era concursante en el programa, es la actual propietaria de la franquicia GLOW y anunciaba hace unos días que había firmado un acuerdo con Netflix. Los datos son todavía escasos, pero todo apunta a que precisamente Jenji sería la encargada de dirigir el proyecto, que se centraría en una aspirante a actriz que en los años ochenta consigue un papel en GLOW en el momento más álgido de popularidad del programa. La serie seguiría la trayectoria de la joven a través de los “muchos altos y bajos del (no tan) glamuroso mundo de la lucha libre”. Al parecer el equipo de Jenji ya está escribiendo el episodio piloto de esta nueva serie que, como Netflix es una pescadilla que se muerde la cola, se le ocurrió a la creadora de OITNB después de ver un documental sobre GLOW en la plataforma de streaming.

Vía: Wrestling Inc