Mientras todavía nos estamos recuperando de la cuarta temporada de Orange is the new black, una de nuestras series de prisiones favorita, la vida sigue, amigas, y la quinta está en marcha. Como siempre, los rodajes son un hervidero de buen rollo, algo que se puede ver en los perfiles sociales de las actrices, pero este año tenemos una novedad muy, muy guay.

Laura Prepon, fan favourite, la dueña de nuestros corazones, la poseedora de la voz más sexy de Litchfield y del arqueo de ceja más sensual de todo el hemisferio norte, además de, por si no os habéis dado cuenta, mi preferida, cambia de delante a detrás de la cámara, y va a dirigir un episodio de la serie.

Así lo ha contado ella misma en su perfil de Twitter. No es la primera vez que Prepon se aventura a dirigir, ya lo hizo en 2011 con una tv movie llamada Neighbros que, seguramente, verían miembros de su familia y poco más, así que bueno, podemos decir que este es un gran salto. Según la claqueta, será el 5×10, para que estéis atentas cuando se estrene la quinta temporada. Y, por cierto, ¿por qué llevan esos kimonos? ¿Están grabando un flashback de Alex y Piper? ¿Un flashback exótico en Japón? Laura, haz realidad mis fantasías.

Vía: Twitter.