La salida del armario de Alex Danvers es una de las mejores cosas que le ha pasado a la televisión en el 2016. No hay más que comprobar el impacto que ha tenido y sigue teniendo, y no hace más que reforzar la idea de lo importante que es la buena representación LGBT en la televisión. Si hace no mucho conocíamos la historia de una niña a quien Alex la había ayudado a hacer las paces con su sexualidad, estos días, nos llega otra que muestra cómo ha sabido generar empatía hacia las personas LGBT.

 

Dened Rey, estudiante de cine y aspirante a guionista de televisión, estaba tan tranquila en su asiento, durante su vuelo de vuelta a casa, viendo el capítulo de Supergirl en el que Alex sale del armario con Kara. Lo estaba viendo con los auriculares puestos, aunque también tenía activados los subtítulos. El señor que tenía a su lado, atento a lo que estaba viendo, la llama desconsiderada e irrespetuosa por exponer a los niños que viajan en el mismo avión a la «abominación gay». Dened le contesta que no hay nada de malo con que los niños viesen personajes queer, muchos de ellos lo son y están más que contentos de poder verse representados en televisión. Después de un intercambio dialéctico en el que Dened es calificada de formas poco bonitas, la azafata se acerca a ver qué está pasando. Dened contesta que la están insultando y el señor que no puede seguir sentado al lado de alguien tan sucio como ella. La azafata oye sus peticiones y le da a Dened un asiento en primera clase.

Ya en su nuevo asiento, Dened se vuelve a poner Supegirl. Mientras Alex y Maggie se besan, se da cuenta de que la señora que tiene a su lado no le quita ojo a la pantalla. Preparada para tener otra discusión, la señora simplemente le pregunta que si le gusta Supergirl. Después de hablar de lo mucho que a ambas les gusta la serie, le pregunta a Dened qué le pasa, al verla visiblemente molesta todavía. Una vez terminar de relatar lo que acaba de pasar, la señora le cuenta lo mucho que Supergirl la ayudó a comprender a su mejor amiga. Cuando quien había sido su BFF durante 35 salió del armario con ella, no lo aceptó. Era algo que iba en contra de sus creencias, es algo que consideraba que estaba mal, pero al ver todo el proceso por el que pasa Alex junto a su hija, quien la había convencido para ver la serie y de quien sospecha «que es un poquito gay», comenzó a entender por todo lo que su mejor amiga estaba pasando. Fue gracias a Supergirl que pudo superar sus prejuicios y su amistad con ella se ha vuelto más fuerte que nunca, y la que la motivó a unirse a un grupo de apoyo a chicos LGBTQ, para estar preparada para apoyar a su hija cuando decida salir del armario.

Ojalá seguir conociendo más historias como esta, porque nunca tendremos suficiente y no nos cansamos de leerlas.