Isla ignorada es un nuevo proyecto centrado en contar nuestras historias, las de las mujeres lesbianas, a través de nuestras propias voces. Es un proyecto inclusivo y diverso, cuyo objetivo es generar un reflexión a partir de una serie de problemáticas en común que nos conciernen, de algún modo, a todas.

Consideramos la visibilidad una necesidad, no solo del colectivo lésbico, sino de la sociedad en general, que debería aspirar a la integración y salvaguarda de todos sus miembros. Isla ignorada pretende visibilizar a mujeres lesbianas, reflejar su diversidad y, en última instancia, ofrecer referentes positivos a quienes permanecen en la sombra para que salgan y ejerzan plenamente sus derechos, legales y naturales.

Las mujeres LGBT tenemos una gran variedad (bueno, gran, gran…) de productos a nuestra disposición para encontrarnos, para compartir nuestra realidad. Ahora, las chicas de Isla ignorada nos proponen uno más, un periódico.

Creemos en la necesidad de dejar de ser islas y convertirnos en un gran archipiélago, y para ello tomamos esta publicación como punto de partida.

El nombre de la publicación se debe a un poema de la gran poeta Gloria Fuertes, que precisamente este año cumpliría cien años. ¿Qué vas a encontrar en este periódico? Pues alrededor de una veintena de entrevistas a lesbianas residentes en España de todas las edades. Un relato que va de lo particular a lo universal, una serie de historias en las que seguro te vas a encontrar reflejada. Detrás de esto se encuentran Sara Merec, artista visual, María Santoyo, agente cultural, Clara López, artista, y Aizpea Lasa, también artista gráfica. 

Para hacer que este proyecto llegue a nuestras manos, sus creadoras han puesto en marcha un crowdfunding en Verkami en el que puedes aportar la cantidad que creas necesaria. Además, como es frecuente en estos casos, podrás acceder según tu aportación a una serie de recompensas y regalos, desde una colección molona de recortables a unas chapas. Una muy buena iniciativa que necesita de nuestra colaboración. Estamos convencidísimas de que va a merecer mucho la pena.