El reino animal es una cosa alucinante. Bueno, o al menos a mi me alucina, porque cada día soy más fan de nuestros compañeros peludos y con plumas. Ayer se celebró el Día del pingüino, una de las aves más guays que hay en el planeta (¿habéis visto los pingüinos Juanito? Son lo mejor del mundo), y con motivo de esta celebración en un noticiario de Nueva Zelanda se acercaron hasta el Kelly Tarlton’s Sea Life Aquarium para presentar al mundo a Thelma y Louise, una pareja de pingüinas lesbianas que están criando juntas a un polluelo.

Como explica su cuidadora, los pingüinos reales, que son a la familia a la que pertenecen estas dos, suelen vivir de quince a veinte años, pero ellas dos cuentan ya con 24, lo que las convierte en una de las más ancianitas de su especie. Por eso, y por su carácter más tranquilo, los cuidadores del centro pensaron en ellas cuando un pingüino abandonó a su pareja y esta se vio en la tesitura de tener que cuidar sola su huevo. Durante los 55 días que dura la incubación, el huevo ha de estar permanentemente con calorcito, y con uno de lso progenitores empollándolo, pero al estar sola, esta pingüina se vio sobrepasada, y fueron Thelma y Louise las que finalmente cuidaron del huevo hasta su eclosión.

Les encanta tener un polluelo y cuidarlo. Obviamente ellas no pueden tenerlo por ellas mismas, así que el hecho de poder criar a un polluelo sano es asombroso para ellas, y una experiencia preciosa para compartir

No es la primera vez que pingüinas eligen a otras hembras para que sean su pareja para siempre. En el irlandés Dingle Ocean World viven Missy y Penelope, quienes llevan juntas desde 2014 y son igual de monas que Thelma y Louise.

Vía: Gay star news