En alguna ocasión de te he contado que no hacía mucho caso a los dildos hasta que he empezado a disfrutar de ellos. A solas, en pareja, en arnés… cualquier opción me resulta atractiva. Pongamos todos nuestros dildos sobre la mesa y hablemos de ellos, ¿cómo te gustan? ¿Prefieres que sean realistas o más discretos? ¿Grandes o pequeños? ¿Flexibles o rígidos?

IMG 4927, Hay una lesbiana en mi sopa

Double Density es uno de los dildos que forma parte de la colección de Strap-on-me. La marca francesa ha apostado fuerte por juguetes eróticos de calidad y pensados hasta el más mínimo detalle para garantizar que la experiencia es tan increíble como imaginas.

En este caso, el producto del que te hablo hoy es especial por varios motivos. El primero: está fabricado en silicona moldeada y, por tanto, tiene doble densidad. Eso significa que puedes doblarlo a tu antojo y mantiene la forma. Se adapta a tu anatomía y a las posturas que más te gusten.

IMG 4935 1, Hay una lesbiana en mi sopa

El material del Double Density es pura ergonomía y tecnología. El núcleo es flexible, la capa intermedia rígida y, la exterior es sumamente suave. Así pues, es firme y flexible al mismo tiempo. Así que la sensación una vez lo tienes dentro es muy agradable gracias al acabado de la capa exterior.

IMG 4933, Hay una lesbiana en mi sopa

Además, tiene una base de ventosa que imita un corazón. Si piensas que es irrelevante, no te adelantes: la forma logra que la sujeción sea muy fuerte. Puedes pegar tu dildo a cualquier superficie lisa y se quedará ahí el tiempo que necesites. Por supuesto, al tener una base ancha es posible colocarlo en un arnés universal (he probado con el de BS Atelier, el Samba y el Rebel de Strap-on-me y queda perfecto en todos ellos).

IMG 4928, Hay una lesbiana en mi sopa

Más allá de que adopte la forma perfecta con el ángulo que más te gusta y que puedas ponerlo en un arnés, es una opción ideal si te apetece llevar este dildo bajo la ropa. El compañero ideal sería el arnés Rebel de Strap-on-me, ropa interior para sujetar a Double Density.

Puedes encontrar Double Density en 4 tamaños y 5 colores (negro, morado, carne, caramelo y chocolate). El mío es el más pequeño: 17 cm. de largo insertable y 2,7 cm. de diámetro. Son unas dimensiones que están bien en general, pero sobre todo para utilizar un dildo o arnés por primera vez o para la penetración anal. Aun así, puedes elegir otras dimensiones si buscas un juguete más grande. Hay que tener en cuenta que la punta es ligeramente más ancha que el resto del dildo en todos los tamaños.

Tailles Double 600x600, Hay una lesbiana en mi sopa

Tanto si utilizas un dildo de tamaño pequeño como uno más grande, la inserción es más placentera al utilizar lubricante de base agua.

Ah, y por supuesto que puedes llevarte tu Double Density a la ducha o la bañera y usarlo bajo el agua todo el tiempo que quieras. Si vas a usarlo de pie, ve con cuidado con los resbalones, las bañeras y platos de ducha pueden llegar a ser muy traicioneros.

IMG 4925, Hay una lesbiana en mi sopa

Con respecto al packaging, los dildos de Strap-on-me van en una caja de cartón y fijados en una estructura de plástico. En la caja encontrarás también el manual de uso y una bolsa de tela para guardar el juguete mientras no lo estés utilizado.

Hablemos del precio: el Double Density está por encima de los 50 euros (aunque con el descuento que te hemos conseguido podrías hacerte con él por una cifra más baja) y pienso que es un precio que se ajusta a la funcionalidad y a la calidad que ofrece.

IMG 4931 2, Hay una lesbiana en mi sopa

En definitiva, puede parecer que un dildo es un juguete sencillo y fácil de fabricar, pero Strap-on-me demuestra que es posible dar con el dildo perfecto: doble densidad, ventosa de sujeción y un acabado suavísimo.

¿Quieres hacerte con Double Density? Solo por ser leer HULEMS te hemos conseguido un código descuento del 15 % en la web de Strap on me: HAYUNA15. Nosotras no nos llevamos nada, preferimos que disfrutes tú de este dildo AQUÍ.

1 Comentario

Comments are closed.