InicioOpiniónEl destape lésbicoJennifer Beals, actriz, fotógrafa... e inventora

Jennifer Beals, actriz, fotógrafa… e inventora

Publicado

Oh, Jennifer Beals, qué pacto tienes con el diablo.

¿Acaso te roció con el elixir de la eterna juventud cuando te tiraste aquel cubo de agua en Flashdance?

Jennifer Beals y la cisterna del Santo Grial.

Actriz, fotógrafa, triatleta y budista, tu físico y talento te han permitido hacer de italiana, de lesbiana, de afroamericana, de transgénero y hasta de ti misma.

Cuando empezó The L Word pocas apostábamos (apostaron) por ti. Eras estirada, volcada en tu trabajo y empeñada en dotar a tu hijo de unos genes muy concretos.

Pero ha pasado el tiempo (mucho tiempo, aunque no lo parezca al verte a ti) y nos has hecho un zas en toda la cara. Ahora todas somos de Jennifer Beals.

No, en serio, ¿qué pacto tienes con el diablo? ¿Por qué por ti no pasael tiempo?

Llevamos años viéndote en pantalla grande y pequeña desde que a los 20 lo petaras vestida con calentadores y cinta en el pelo. She’s a maniac! Si es que es escuchar los primeros compases de la canción y yo ya me entono. Me da miedo ponerla en el iPod para ir al gym por si me emociono demasiado levantando pesas y luego esté dos semanas sin poder peinarme.

Lo mejor de todo es que no estás sólo para que te miren, sino que también miras. Tienes una mirada especial y la plasmas en tus fotografías. La bollo-esfera conoce de sobras las que hiciste en el set de The L Word durante sus seis temporadas (podrías rebuscar en ellas pistas que nos ayudaran a descubrir quién mató a Jenny Schecter).

Pero, lo mejor de todo, lo más increíble de todo, es que has inventado un sujetador.

Eres una mujer inquieta e inteligente, pero tu corazón quedó destrozado por la muerte de tu padre por un ataque cardíaco. Decidiste hacerte unas pruebas de estrés. Te pusieron los electrodos y te tomaron las constantes. Luego te pidieron que subieras a la cinta y corrieras todo lo rápido que pudieras. “Vale –dijiste–, me pongo el sujetador y voy a ello”. Pero el doctor te paró los pies. “No puedes ponerte sujetador”. La prueba está diseñada por hombres para hombres (dado que se pensaba que eran los que más probabilidades tenían de morir de ataque al corazón). Hiciste la prueba sin sujetador y saliste con la determinación de cambiar aquello.

E inventaste el Heartlanta.

Oh, Jennifer Beals, si no fueras Jennifer Beals, te odiaría.

Últimos artículos

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...